El auge de la inversión en obras de arte.

En medio de una crisis económica, el entusiasmo de los inversores por la inversión en obras de arte se encuentra más en auge que nunca.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Las nuevas fortunas de los países de economías emergentes, han entrado de lleno en el mercado internacional del arte, y su efecto se nota. El auge dio comienzo en la década de los años 80.

Carolin Jost, consultora de arte de HypoVereinsbank, la sexta mayor institución financiera privada de Alemania, indica que «El boom continúa. En los años 80, el arte abandonó el mercado elitista”.

En la actualidad, en medio de una crisis económica, el entusiasmo de los inversores crece cada vez más. Esto se debe en parte, a las políticas monetarias laxas de los bancos centrales, que han proporcionado enormes cantidades de liquidez, y por otro lado está la entrada de nuevos coleccionistas de países emergentes o de países del Golfo, en un mercado de arte dominado en gran medida por los estadounidenses.

Un número creciente de coleccionistas encuentran una buena oportunidad de inversión en las subastas de arte. El negocio de las casas de subastas Sotheby’s y Christie roza cifras récord.

«Como ha sucedido siempre en la historia del arte, también se compra arte para impresionar a los demás«, asegura Jacob Pabst, CEO de la plataforma Artnet, que no cree que exista ninguna burbuja especulativa en el mercado.

En una sola noche, decenas de obras de arte que alcanzan cifras millonarias, pueden cambiar de dueño. El pasado 12 de noviembre, en una subasta de arte contemporáneo  en Nueva York, se batieron todos los récords; la sala de subastas Christie’s vendió en dos horas, obras de arte por un valor de 853 millones de dólares, 3 cuadros por encima de los 50 millones, 23 por más de 10 millones y 69 por más de un millón de dólares. Dos cuadros de Warhol de los años sesenta fueron subastados en 81,9 millones de dólares y 69 millones respectivamente.

En el creciente segmento de subastas de arte contemporáneo, son los clientes chinos, indios y de los Emiratos del Golfo, los que impulsan el mercado. Las obras de la posguerra y de arte contemporáneo son las que acaparan el interés del mercado. Sin embargo, la compra de artistas desconocidos es altamente especulativa.

Los artistas que alcanzan los precios mas altos del mercado, son el alemán Gerhard Richter, el británico Damien Hirst y el estadounidense Jeff Koons.

Comprar un Warhol o un Picasso, está reservado sólo a un selecto grupo de coleccionistas privilegiados. «En el mundo sólo hay un pequeño grupo de compradores que pueden permitirse una obra más de 50 millones de dólares, sin embargo, en un segmento de precio entre 10.000 y 50.000 dólares, se mueve mucho dinero», asegura la experta del HypoVereinsbank.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.