Air France estrena nueva Clase Business.

La aerolínea gala mejora cualitativamente su oferta en Business con asientos que se convierten en amplias camas, neceseres 'vintage' y la mejor gastronomía.

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Es precisamente ahora, en verano, cuando la clase Business se vuelve más asequible al bolsillo. Baja la demanda de los billetes por parte de las empresas y se abaratan un poco los precios, lo que permite descubrir qué hay ‘al otro lado de la cortinilla’. En el caso de Air France, lo que nos espera es nada menos que una renovadísima clase Business, la misma que acaba de ponerse de punta en blanco para ofrecer toda una experiencia de calidad a bordo.

La estrella es un nuevo asiento, el mismo que permite el eslogan con el que la compañía gala ha querido presentar esta nueva etapa: ‘Un nido acogedor en pleno vuelo’. Se trata de un asiento modelado hasta el más mínimo detalle, con líneas agradables y acabados muy ‘chic’. De hecho, es sentarte y te envuelve casi instantáneamente, lo que nos permitirá adivinar que vamos a tener un sueño reparador allí mismo a nada que el vuelo comience a surcar el Atlántico.

El secreto está en un diseño con cabecera envolvente y un capitoné que da la sensación al pasajero de encontrarse en una habitación y no en un avión. El reposabrazos de cuero se pliega completamente, permitiendo ganar aun más espacio, y hay acceso directo al pasillo independientemente de que estemos junto a la ventanilla o no; todo ello sin perder un ápice de privacidad en el caso de que estemos en los de pasillo. Una auténtica burbuja en vuelo gracias a una novedosa disposición de los asientos en cabina.

El sueño reparador llega después de una opípara comida de mano de los grandes cocineros franceses, todos galardonados con diferentes estrellas por la Guía Michelin, que se encargan de crear los menús de Air France. Y no será la única distracción, ya que un compartimento de llamativo color rojo esconde audífonos de disño, un espejo y espacio para guardar nuestros gadgets (hay puertos USB). Además, hay varias opciones de luces para tener siempre el grado de luminosidad justo, ni más, ni menos.

El asiento se convierte en una cama completamente horizontal, con un edredón bien mullido y una gran almohada de plumón y plumas que nos permitirá sentirnos como en casa. Las dimensiones son increíbles: 1,96 m. de longitud, inclinación de 180 grados, ancho de 68 cm. (colchón, el asiento completo, 72 cm.).

Al llegar a bordo nos darán un neceser que no podríamos definir de oro modo que ‘tremendamente chic’. De diseño exclusivo para Air France, guardan unas zapatillas, protectores para auriculares, funda para guardar los zapatos, medias, antifaz, kit de afeitado… Inspirado en el que se ofrecía en el mítico Concorde, se suma a los productos cosméticos de libre disposición, que solo hay que solicitar a los auxiliares de vuelo.

Una experiencia única para la que la compañía ha invertido 500 millones de euros (dentro del proyecto Best & Beyond) y que se verá en 2.012 asientos de aquí al verano de 2016 en 44 Boeing 777.

Más información Air France

  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.