header

Melón, helecho y mandarina.

La edición 2011 de CK One Summer viene inspirada en una fiesta en la playa. La primera unisex que salió al mercado no pierde su frescura.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Hace ya casi 20 años que el diseñador americano Calvin Klein decidió refrescar el mercado de las fragancias editando una que fuera completamente distinta a todas las demás. Aunque sus asesores intentaron disuadirle, él siguió en sus trece. Desechando cientos de pruebas, apostó por un jugo cítrico que se adaptaba como un guante a todos los PH. Decidió que sería unisex y lo bautizó como One. Su osadía trajo premio. La CK One es una “best seller” que cuenta con legiones de fans por todo el planeta.
La clave de su éxito es que resulta muy fácil de llevar y, sea cual sea el momento del día, el “look” o la estación, la One encaja.

Cada verano, la casa se suma a la tendencia “Summer” que consiste en lanzar series limitadas de sus fragancias en versiones más ligeras. Son fórmulas que respetan la receta original pero resultan más ponibles en los días de calor. Esperar la One cada verano es una fiesta. Y de fiestas va la de 2011, una fiesta en la palya. La fórmula se enriquece con helecho de agua, melón fresco y mandarina. Pero el resultado no defrauda.

Y para que cada cual se monte su propia “party beach”, cada compra se verá obsequiada con cinco descargas de música gratis.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.