Vídeos

cerrar

Longboardstroller, skate o silla.

¿Silla de paseo o skate? En todo caso una experiencia genial para padres e hijos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Todos los productos Quinny están preparados para un entorno urbano, la ciudad es nuestro hábitat natural, es ahí donde nos sentimos como en casa.

La energía de las calles nos hace funcionar. Una vida llena de baches, curvas y oportunidades. Cualquier reto que nos lanza la ciudad es aceptado con una sonrisa. Esta marca de cochecitos y sillas de paseo para niños se adapta a ese entorno y le da forma para adaptarlo por igual a padres e hijos.

Toda la gama de productos está diseñada con este estilo de vida en mente. Creen en productos con valor añadido, por eso ofrecen soluciones prácticas y funcionales para superar esos pequeños retos diarios que presenta la ciudad a cualquier padre. Crean contínuamente soluciones de movilidad inteligente para padres dinámicos, para que sigamos con nuestro ritmo de vida.

El Longboardstroller es la solución más emocionante para moverte largas distancias de una manera divertida y respetuosa con el medio ambiente. Reúne la comodidad de una silla de paseo tradicional y la emoción del longboard.

Gracias a sus múltiples características de seguridad, es la manera ideal de moverse con su hijo para padres a quienes les guste vivir, trabajar y a la vez jugar con su hijo.

No te preocupes por los pequeños detalles. Con el Longboardstroller  puedes moverte sin límites y seguir disfrutando al máximo de tu vida. Sal y disfruta del ambiente de la ciudad vivéndola a tu manera junto a tu hijo.

Con un precio de 599 €, el Longboardstroller de Quinny está en las etapas finales de desarrollo y espera ponerse en marcha en los próximos meses.

El fabricante advierte que el producto fue desarrollado, probado y aprobado para su uso en los países pertenecientes a la Comunidad Europea, no diseñado para su uso en otros países.

Más información Quinny Longboardstroller

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.