Hasta mediados de septiembre El mercado de San Antón da una bucólica bienvenida al verano.

Este emblemático espacio cambia de 'look' en estos días de calor. Acércate a visitarlo y refréscate en el corazón de Madrid este verano.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La firma de decoración Decolab y la floristería Búcaro han unido sus fuerzas para ofrecer en el mercado de San Antón, lugar que alberga una auténtica caja de sorpresas gastronómicas, una decoración que sin duda llamará la atención de todo aquél que se adentre en este recinto con forma de corrala madrileña.

Los responsables de este proyecto, Rubén de Matea (Decolab) y Cristian Von Knobloch (Búcaro), quieren que la gente se sorprenda nada más entrar al mercado. Para ello han diseñado una “Alegoría de verano” que está constituida por tres espacios bien diferenciados. Por una parte está la fachada del edificio, que aparece completamente cubierta de flores y nos invita a entrar en un universo de relax y vacaciones. En otro plano, el visitante se encuentra con mariposas enredadas en redes y múltiples sombreros de paja (más de 150) que nos recuerdan que los días de sol, playa y montaña ya están aquí. Y por último, un tercer espacio que se divisa desde la parte superior del mercado donde las gallinas picotean los tejados de los puestos centrales sobre un bonito césped verde que viene a rememorar los veranos de la infancia en los pueblos.

Han querido crear algo que fuera realmente inesperado para los clientes y visitantes de este espacio emblemático de Madrid. El color de las mariposas (recortadas a mano una por una de diferentes revistas) que inunda los puestos nos evoca la unión con las flores de la primavera, la estación que acabamos de dejar atrás y que llena de vida y color el verano.

Rubén de Matea (Decolab) cuenta que en un principio pensaron colocar un globo aerostático de tres metros de diámetro en el centro del mercado de San Antón pero finalmente descartaron la idea porque ocupaba mucho espacio y consideraron que era mejor que la gente pudiera verse y contemplar los puestos y sentir que se encontraban en un lugar diáfano.

Cristian Von Knobloch (Búcaro) explicó que decidieron intercalar los sombreros con las gallinas y que con los primeros pretendían rememorar los pequeños vendavales de viento tan comunes en las zonas de playa durante el verano. Respecto a las gallinas, “qué hay más natural que unas gallinas en un mercado”.

Decorar este espacio no ha sido una tarea sencilla. Han tenido que invertir muchas horas de trabajo, como por ejemplo a la hora de utilizar las mariposas en la decoración. Hay un total de 1.200 mariposas distribuidas por todo el mercado y todas y cada una de ellas fueron cortadas a mano y extraídas de diferentes revistas para lograr que todas fueran irregulares y tuvieran colores distintos. El objetivo era conseguir que el ambiente fuera agradable pero no pareciera monótono.

Toda la decoración del mercado de San Antón se ha llevado a cabo de forma artesanal y el resultado merece la pena: Sombreros de paja, gallinas que picotean los tejados de los puestos y flores por doquier revitalizan un espacio que en esta época del año es cuando recibe más visitas. Esta decoración, uno de los proyectos más bonitos realizados por Decolab y Búcaro, estará inundando cada rincón del mercado de San Antón hasta mediados del mes de septiembre. ¡No te lo puedes perder!

Más información DecolabBúcaro

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.