Caca.

No es un cenicero, ni un 'tupper' gordito, ni un cacito para cacahuetes, es más grande, cómodo y ergonómico...

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

No es un cenicero, ni un ‘tupper’ gordito, ni un cacito para los cacahuetes, es más grande y ergonómico y confortable porque es para los niños, y es un precioso orinal, para que aprendan a hacer sus cosas solitos. Es de la nueva colección Hoppop de Barruguet, una colección pensada, nos dicen, para que el “niño disfrute y el diseño gane un lugar en el mundo de los bebés”. Y lo han conseguido. Pero han conseguido algo más, que nos gusten a todos.

De la colección os mostramos estos dos orinales Donut y Arco, que cuestan algo menos de 30€ y que los fabrican en azul, fucsia y lima, en dos piezas de plástico. Y también os mostramos el correpasillos Otto de la misma colección, tan encantandor como bonito, con 4 ruedas, estable, ligero, pensado para que los niños se lo pasen en grande y los padres lo puedan recoger cómodamente por el asa-volante. Es para niños de 12 a 36 meses, cuesta un poco más casi 48€, y se fabrica en blanco y azul, rosa y blanco, rosa y verde o verde y gris.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies