cerrar

VinosLos vinos más frescos del verano.

Siempre vas a encontrar un vino blanco fresco cuando aprieta el sol.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Durante mucho tiempo el vino blanco estuvo condenado a representar un papel secundario en la mesa del consumidor español más exigente. La teoría era que los blancos eran vinos de pasto malos y baratos que jamás podrían hacer la competencia a los vinos tintos. Pues bien, afortunadamente esa mentalidad está desapareciendo, y los vinos blancos han dado un salto de calidad enorme. Los amantes del vino ya los aprecian y las cifras del mercado así lo demuestran: en España, el blanco tiende al alza.

Los vinos blancos se disfrutan durante todo el año, pero es durante el verano, con las altas temperaturas que debemos soportar, cuando más apetece. Es lógico?. No, no hay ninguna razón objetiva para dejar a un lado al vino tinto durante la época estival, aunque la realidad es que el blanco es mucho más versátil que el tinto en cuanto a su consumo. Varios son los factores que inciden en esta versatilidad del vino blanco, por ejemplo, y sin entrar en honduras, que los blancos son ligeramente más ácidos que los tintos, lo que le confiere mayor frescura y hace que nos parezca más refrescante.

Otro motivo a tener en cuenta es que los blancos se sirven a temperaturas más bajas que los tintos, aunque éstos en verano también se refresquen. Normalmente, un vino blanco tranquilo se sirve a una temperatura de entre 9º C y 12º C, dependiendo si es un vino joven o crianza. Temperatura óptima que en caso necesario deberá alcanzarse mediante una simple cubitera con agua fría, hielo y un buen puñado de sal, el mejor abatidor de temperatura que existe fuera del mundo de la hostelería industrial. En los casos de finos y manzanillas -a los que consideramos tan vino blanco como que deberían tomarse en copa de vino blanco-, la temperatura deberá ser menor, entre 5º C y 7º C

La temperatura óptima?, la que recomiende cada productor en la etiqueta, que dependerá fundamentalmente de la crianza y de la variedad de uva. En esta selección, ecléctica evidentemente no están todos los que son, pero si son todos los que están. Y los que están son unos pocos vinos blancos para que los disfrutéis bien frescos este verano. Una pequeña muestra que os traemos, como en otras ocasiones, sin nada en común más allá de la pasión y entrega que los productores han puesto en elaborarlos.

<h2>Valdesil 2015.</h2> 1 / 4

Valdesil 2015.

Vino blanco de la D.O. Valdeorras elaborado por la bodega Valdesil a partir de la variedad Godello. Hay que recordar que los viñedos de Valdesil se remontan a 1885, cuando el viticultor José Ramón Gayoso, empezó a plantar godello sobre las altas laderas pizarrosas de las colinas en el valle del Sil. Estas proceden de una selección de pequeñas fincas con cepas viejas ubicadas en Vilamartín de Valdeorras. La vendimia se realiza de forma manual. En su elaboración, Valdesil pasa una breve crianza de 5 meses con sus lías, lo que aporta cremosidad, densidad y mayor estructura al vino. Blanco potente, con personalidad y de larga vida en botella.

Bodega Valdesil

<h2>Quinta Apolonia 2016.</h2> 2 / 4

Quinta Apolonia 2016.

Con el segundo blanco de Belondrade nos encontramos ante una visión muy personal del verdejo de Rueda, aunque por razones de marketing no se acoja a la Denominación de Origen. Se trata de un assemblage de dos vinos diferentes elaborados con la misma variedad, la verdejo. El primero está elaborado con la uva de los viñedos más jóvenes de la bodega y el segundo, con vino envejecido durante 3 meses sobre sus lías. El resultado es un blanco amplio, envolvente y glicérico que nos muestra con nitidez los aromas vegetales propios del varietal, además de frutas con hueso y un fondo cítrico agradablemente refrescante. Bodega Belondrade

<h2>Rosa Ruiz 2016.</h2> 3 / 4

Rosa Ruiz 2016.

Rosa Ruiz, hija del bodeguero Santiago Ruiz, considerado el padre del Albariño, ha dado su nombre a este nuevo vino 100% Albariño. La uva procede de una selección de cepas de bajo rendimiento del viñedo más antiguo de la bodega en San Miguel de Tabagón, en la comarca de O Rosal, la más amable -desde el punto de vista de la climatología- de las que componen la D.O. Rías Baixas, con más horas de sol y menor pluviometría que el resto. Vendimia manual, selección en viñedo y bodega, y crianza sobre lías durante cinco meses para aumentar la amplitud en boca es, muy en resumen, lo más destacable de este vino joven, alegre, fresco y aromático.

Bodega Santiago Ruiz

<h2>Fragantia Nº6.</h2> 4 / 4

Fragantia Nº6.

Desde que se inaugurase Finca Constancia en 2006, González Byass ha perseguido el desarrollo del ingenio y la creatividad, siendo sus vinos Fragantia uno de los ejemplos que guían el espíritu innovador de la bodega. Elaborado a partir de uvas Moscatel, Fragantia Nº 6 es un blanco chispeante, goloso y con aromas de frutos exóticos y mil flores blancas que embriagan el paladar. Lleno de sensaciones, es fragante, alegre, fresco, jovial, sutil y delicado… con la mitad de alcohol de un vino blanco tradicional.

Finca Constancia

Meta información

Newsletter