Un trago por 1888.

La creación más "personal y apasionada" de la familia Brugal para conmemorar la fundación de la firma.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

En Brugal están orgullosos de su 1888, y no es para menos con un ron super premium que consideran la creación más “personal y apasionada” de la familia. Por eso le han puesto por nombre el año en que Andrés Brugal fundó la firma que hoy llevan la cuarta y quita generación de Maestros Brugal.

El proceso artesanal de este ron es la clave, tradición y últimas tendencias, tras una doble destilación y una cuidad selección es añejado primero en barricas de roble blanco americano de tostado medio y luego en barricas de roble europeo previamente utilizadas para el añejamiento de vinos de Jerez.

Así, además de ese sugerente color ambar rojizo, muestra notas de tofee, madera y regaliz en boca y de chocolate, café tostado, canela y frutos secos en nariz, que bien valen sus 46,95€ por un ron muy especial que será de edición anual limitada para garantizar la máxima calidad, y en el que cada botella lleva etiquetada la fecha y el número de la barrica y la firma del Maestro Ronero que avala su autenticidad.

Meta información

Newsletter