cerrar

Vídeos

cerrar

Lamborghini Aventador S Ad Personam. Exclusivo, no. Lo siguiente.

Lamborghini le da una vuelta de tuerca a la exclusividad con la última creación de su departamento de personalización, el Lamborghini Aventador S Ad Personam.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Tener un Lamborghini es de por sí algo único. Así que poder personalizar uno de sus modelos hasta hacerlo único debería ser tachado como de… ¿uniquísimo? Bromas con mala ortografía aparte, el departamento Ad Personam de la marca italiana ofrece posibilidades infinitas para llevar cualquiera de sus coches a lo más cercano de nuestros deseos que podamos imaginar. Algo de lo que han querido dejar constancia en la última edició del tradicional Festival de la Velocidad de Goodwood con la presentación en sociedad del Lamborghini Aventador S Ad Personam.

El apellido de este one-off se refiere al nombre de la división de la marca afincada en Sant’Agata Bolognese encargada de transformar cada unidad que pasa por sus manos en algo aún más exclusivo. Materiales, colores, opciones de ergonomía… todo puede ser factible de modificación para que cada conductor no sólo se ponga a los mandos de un Lamborghini, si no de SU Lamborghini.

Con el objeto de mostrar las casi infinitas posibilidades que ofrece Ad Personam, el modelo presentado en Goodwood tiene su carrocería pintada en un atractivo gris mate denominado por la marca como Grigio Acheso. Sobre esa base destacan varios detalles en color naranja -también mate- que perfilan las líneas del coche destacándolas en el frontal, los laterales y la parte trasera.

En cuanto al interior, continua la combinación bitonal con tapicería negra Alcántara con distintos detalles anaranjados en asientos, puertas y volante. La guinda al pastel del Lamborghini Aventador S Ad Personam la pone una placa dando fe de que estamos ante una obra única, como todas las que saldrían de sus manos.

Lo que no cambian son los 740 Cv que entrega el V12 atmosférico del Aventador S, toda una máquina que es capaz de llevarnos en 2,9 segundos hasta los 100 km/h y que alcancemos los 350 km/h. A eso también se le llama ser exclusivo.

Meta información

Newsletter