Una noche en la mansión mexicana de Elizabeth Taylor.

La que fuera el nidito de amor de Elizabeth Taylor y Richard Burton acaba de abrir sus puertas como hotel boutique en la costa mexicana. Desde ya, uno de los rincones más románticos del planeta.

El gusto por las cosas bonitas de Elizabeth Taylor no se limitaba a las joyas o a los vestidos, sino también por los lugares de belleza escénica. No es de extrañar que eligiera el Pacífico Mexicano como lugar de retiro, y concretamente Puerto Vallarta, donde decidió crear un templo de escapadas con el actor Richard Burton. Allí vivieron su romance y construyeron un hogar en lo que por entonces era un desconocido pueblo pesquero, nada parecido al centro turístico que es hoy.

Se trata de una residencia compuesta por dos casas de arquitectura tradicional mexicana, conectadas por un puente bajo el bucólico nombre de Puente del Amor y que no es otra cosa que una réplica del Puente de los Suspiros de Venecia. Con vistas a las montañas de Sierra Madre y a la bahía de Banderas, reabre sus puertas desde esta primavera convertida en hotel boutique y bautizada como Casa Kimberli.

Compuesta por solo nueve suites, Casa Kimberly ha sido diseñada por Janice Chatterton, que ha dirigido una renovación completa de las estancias, preservando elementos del célebre pasado de la residencia, claro. No desmerece su piscina, pero es genial su spa para relajarse en un ambiente romántico. También hay que nombrar su restaurante, para el que ha creado un ambiente elegante, inspirado en el diseño tradicional colonial mexicano con detalles hollywoodienses.

El spa es solo para cuatro personas, que se reparten las dos suites privadas en las que está separado. Reservarlo con antelación es clave para disfrutar de su jacuzzi o su sala de tratamiento. También es posible darse un baño de infusiones curativas en el propio spa.

Por cierto, a la hora de reservar, nada como elegir la habitación directamente. Además de la Suite VIP, las hay con nombres tan sugerentes como la Velvet Suite, la Katherina Suite, la Cleopatra Suite… ¡Es como vivir la vida de Elizabeth Taylor en unas vacaciones! Especialmente si se escoge la propia habitación de la actriz, con una bañera de mármol rosa en forma de corazón. Ahí es nada. Desde 260 €/noche.

Localización

Más información Casa Kimberly

Viajar

Una brújula que nos acerca a esos destinos, más o menos lejanos, que alguien, antes que usted ha tenido ya la suerte de pisar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil