El nuevo restaurante de Dani García se llama Babette.

Babette es el nuevo restaurante francés que no querrás perderte en Marbella porque está en Puente Romano Beach Resort y su chef es Dani García.

¿Te imaginas a Dani García cocinando a la francesa? Cocinando a la francesa, además, en todos los sentidos, es decir, no solo inspirándose en el recetario francés y en sus platos más representativos sino también ambientando su restaurante en el glamouroso estilo galo y, por supuesto, desplegando una atención en sala con ese toque de sofisticación tan propio de París. Se llama Babette y es el nuevo restaurante de Dani García en Marbella.

¿Por qué Babette? Si eres un amante del cine seguro que no te has hecho esa pregunta porque habrás recordado la película danesa El Festín de Babette… Babette es una emigrante parisina que organiza un festín a la francesa, un encuentro con el placer gastronómico galo que podrás vivir en Marbella gracias a Dani García.

Babette forma parte de la oferta gastronómica del Puente Romano Beach Resort, el hotel más lujoso de Marbella y con una de las mejores ofertas gastronómicas que podrás degustar en España (15 son los restaurantes de este resort y no es Dani García el único chef de renombre que firma la carta de algunos de ellos, también Nobu). Sabemos el dónde (Puente Romano Beach Resort en Marbella) y el quién (Dani García) pero ¿y el qué? Cocina francesa, sí… pero eso no es decir mucho (así que a continuación decimos algo más).

La propuesta gastronómica de Babette evoca la de los clásicos restaurantes de hoteles de lujo franceses: la degustación de la cocina de Babette comienza en la carat del Snack Cocktail Bar, donde nos deleitamos con un festín de caviar y ostras; ya en los entrantes descubrimos deliciosos bocados como la tarta de espárragos blancos o el volauvent Babette (¿prefieres unos buñuelos de bacalao? Pues también); sopa de cebolla hojaldrada, raviolis de plin o pacheri al vodka, solomillo de cerdo ibérico de bellota con salsa a la pimienta, venado al vino de Málaga y ternera blanca a la mostaza; chateaubriand Wellington vs Rossini, rodaballo al azafrán, merluza al champagne, bogavante thermidor, entrecôte de ternera blanca al grill…

¿Y de postre? Porque si algo nos gusta de la cocina francesa son sus postres: crêpes Suzette terminados en la mesa con naranja granizada y azahar, pain pedu empapado en jugo de almendras, crema tostada y pera o soufflé de vainilla Tahití.

La bodega de Babette ofrece más de 1.000 referencias para maridar un menú francés tan exquisito pero no hace falta que seas un experto en vinos ni que te vuelvas loco eligiendo, lo mejor es que dejes que el sumiller Rodrigo González te guíe.

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil