¿A qué sabe el otoño? A manzana, a nueces, a calabaza…

El otoño no sólo tiene sus propias colecciones de moda, también sus propios sabores y en Mia Bakery los interpretan dulcemente.

El otoño sabe, como todas las estaciones, a sus productos de temporada: sabe a manzana, a nueces, a calabaza, a castañas… Y sabe, también como todas las estaciones, a dulces que son también de temporada porque del mismo modo que las tartas refrescantes son para el verano las más intensas son para el otoño ¿tartas como cuales? Como las tres que nos propone Mia Bakery: Tarta de Otoño, Tarta de Manzana y Pecan Pie.

A continuación te contamos cómo son estas tres tartas pero permítenos antes recordarte dos cosas la mar de interesantes de Mia Bakery: en este horno madrileño no hay ni una tarta sin dueño, es decir, tienes que reservar la tuya o no la hornearán… Además en Mia Bakery saben bien que el azúcar blanco es un demonio blanco para quienes padecen diabetes y por eso preparan todas sus tartas ¡todas! en su versión sin azúcar, sólo tienes que indicar que quieres tu tarta sin azúcar cuando haces la reserva.

Y ahora sí ¿a que saben la Tarta de Otoño, la de Manzana y el Pecan Pie de Mia Bakery?

  • 1 / 3

    Tarta de Manzana

    Imagina una tarta de manzana elaborada sobre una base de galletas con manzana macerada en canela y terminada con un crumble crujiente…

    ¿Ya se te hace la boca agua? (a nosotros también).

  • 2 / 3

    Pecan Pie

    Este rico pastel se elabora con nueces pecanas caramelizadas mezcladas con vainilla natural y canela sobre la base de la clásica tartaleta.

    La tarta de queso de Nueva York y el brownie no son los únicos postres auténticamente americanos, este pecan pie también.

  • 3 / 3

    Tarta de otoño

    La tarta de otoño es una tarta de queso, una tarta de queso, eso sí, de otoño… ¿y qué le da ese sabor otoñal? Las especias y la calabaza que incluye su receta y también, por supuesto, su base de galleta de jenjibre. ¿Lo más delicioso y sorprendente de esta tarta de queso? su cobertura de nata y caramelo salado… ¡Una tarta de pecado! (pecado otoñal, claro).

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil