8 botellas de Veuve Clicquot, 96.500 euros.

El pasado 8 de junio se subastaron en Aland las burbujas más antiguas del mundo: un Veuve de Clicquot del s.XIX

En el verano de 2010, un grupo de buceadores que disfrutaba explorando el fondo del Mar Báltico frente a las islas volcánicas de Aland (Finlandia) descubrieron entre los restos de un naufragio, que según los expertos tuvo lugar entre los años 1830 y 1850, las burbujas más antiguas del mundo: ciento cuarenta y cinco botellas de champagne, de las que cuarenta y siete se identificaron como de la marca Veuve Clicquot.

Los orígenes del buque y la fecha exacta del naufragio se desconocen, pues no hay constancia del mismo en ningún registro y ha permanecido durante ciento setenta años a más de 50 m. de profundidad en las oscuras y frías aguas del Báltico frente a la costa sur del archipiélago, entre Estocolmo y Helsinki. Ya sólo las botellas, de color gris verdoso y vidrio soplado artesanal, son una joya de más de dos siglos; los corchos intactos y marcados con un cometa permitieron identificar muchas de las botellas, pues fue el sello que utilizó Veuve Clicquot para conmemorar el paso de un cometa por sus viñedos en 1811 y que ha perdurado como uno de los símbolos de la Maison. Aunque las pruebas realizadas en un laboratorio francés tampoco pudieron determinar con exactitud la antigüedad de esta bebida, los expertos creen que las botellas datan de principios del siglo XIX.

Once de las botellas de este champagne excepcional, conservado en perfecto estado gracias a las bajas temperaturas, la presión y la oscuridad reinante en las profundidades del Báltico, se subastaron el pasado 8 de junio en el centro de conferencias de la Villa de Mariehamn, la capital del archipiélago. Durante la subasta, cuyos beneficios serán destinados a una fundación para la preservación del medio ambiente y la arqueología marina, más de cincuenta compradores pujaron por los lotes de tan fascinante origen batiendo ocho de ellas -adjudicadas por 96.500 €- todos los récords previstos. Aunque ninguna superó los 30.000 € de la primera botella vendida en 2011, que convirtió a Veuve Clicquot no sólo en el champagne más antiguo y delicioso del mundo, sino también en el más caro.

Veuve Clicquot

Artcurial Briest Poulain F. Tajan

// Amazon - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - /* aws_amazon($post->ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil