En buena cabeza.

Sus artículos son un lujo, una maravilla para los sentidos. Su objetivo: "fabricar los cascos más bonitos del mundo”.

Jéròme Coste es francés y temerario por naturaleza. Siete traumatismos craneales que sorprendentemente no le provocaron ninguna consecuencia grave, hicieron que despertara su interés por los cascos, que al principio sólo materializó a través de su espíritu coleccionista.

En 2001 mientras leía la revista japonesa de motos Street Bikers, descubre un universo en el que la moda y la cultura motera coexisten, y eso hace que cobre fuerza su idea de crear una marca de cascos que combine diseño clásico con tecnología moderna.

Y así en 2004 nace Ruby con la fabricación del modelo Pavillon, que en 2007 comienzan a comercializarse en el concept-store Colette de París.

Hoy la marca ha crecido y no sólo diseña cascos, también chaquetas, monos y guantes. Y además se atreve con la venta y la creación personalizada de cascos online que rondan entre los 700 y los 1000 euros.

Sus artículos son un lujo sin lugar a dudas, una maravilla para los sentidos, cosa que no es de extrañar, teniendo en cuenta que su objetivo es fabricar “los cascos más bonitos del mundo”, una mezcla de seriedad y seducción, ligereza y comodidad.

ateliersruby.com

// Amazon - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - /* aws_amazon($post->ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil