¿Has decidido cómo va a ser tu semana?

¿Sabes que de un modo u otro tus pensamientos ayudan a crear tu realidad?

¿Cómo va a ser tu semana? ¿Buena o mala?

¿Sabes que de un modo u otro tus pensamientos ayudan a crear tu realidad? Si, porque a partir del momento que «decides» cómo va a ser tu semana o tu día, tu cabeza se pone en funcionamiento y busca la forma de encontrar las cosas, indicadores, situaciones, etc. que justifiquen que llevaba razón.

Tanto si crees esto que digo, como si no lo crees llevas razón (parafraseando a Henry Ford), porque tu cerebro ya está justificando o buscando como justificar lo que tu crees ¿es cierto?. Entonces te invito a que no me creas a mí, ni creas a tus justificaciones, sino a que lo pruebes y verifiques personalmente.

Toma la decisión de cómo quieres que sea esta semana, esa decisión tiene que ser firme, absolutamente comprometida a que sea la semana así, y observa que pensamientos tienes, cuál es el dialogo que mantienes en tu cabeza.

La semana siguiente, comprométete a que sea una semana al contrario que la anterior (si la anterior decidiste que fuera buena, esta decide que tiene que ser mala) e igualmente observa que ocurre. Será un placer conocer tu experiencia, cuéntanosla, entre todos sumamos y aprendemos más.

// Amazon - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - /* aws_amazon($post->ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Fin.

Esta una pequeña historia, un relato, un cuento (chino), una reflexión, una sucesión de ideas... Y va de tormentas, fines y finales que están por escribir. + ver

Corre.

Corre. Correr por tu vida y por la suya. Correr por tu libertad y por la libertad misma. Huir para no sucumbir. Eso y un cuento de domingo y sueños raros. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil