1967-2012. Cuarenta y cinco años de encanto y fascinación.

De Franco Scheichenbauer a Michel Comte: 45 años de publicidad con toda la sensualidad de Pomellato.

Aquel año, en Buenos Aires, se publicaba por primera vez una de las obras maestras de la literatura. Casi al tiempo, en una renombrada escuela del condado de Surrey (Reino Unido), cuatro estudiantes de secundaria se unían para formar uno de los futuros mitos del rock. Mientras tanto, en Italia, un joven inconformista estaba dispuesto a terminar para siempre con el lenguaje alto-burgués de la joyería tradicional. Estamos en 1967.

Habéis acertado. Hablamos de Cien años de soledad, de Génesis y de la prestigiosa firma milanesa Pomellato. Una historia de diseños fascinantes que os vamos a ir contando poco a poco. Aquí, en Loff.it, claro.

Hace cuarenta y cinco años, en un contexto conservador exclusivamente concentrado en el valor de las piezas, nacía Pomellato con una clara intención: convertir el diseño de vanguardia en un lujo absolutamente ligado a la belleza del día a día con joyas demasiado sexys para dejarlas en la caja fuerte. Y de pronto, todas las demás empezaron a parecer demasiado “viejas”. Una filosofía semejante, tan vinculada a la emoción, debía reflejarse también en su comunicación. Así, desde el principio, Pomellato decide contagiar todo su glamour inconformista mediante bellas imágenes desafiantes, inmortalizadas por fotógrafos capaces de transmitir con encanto y fascinación la imagen sensual de la firma. Franco Scheichenbauer fue el primero. Le siguieron Carlo Orsi y el gran Paolo Barbieri.

Pero en los 80′ la revolución –más, si cabe– llega tras el magnífico, transgresor y polémico objetivo de Helmut Newton, el fotógrafo del exceso capaz de despertar como nadie los deseos más inconfesables. Albert Watson firma las campañas de 1985-1986 con un blanco y negro dramático donde por primera vez aparece un hombre. Horts P. Horts, de nuevo Barbieri, las líneas puras de Herb Ritts, la emotividad de Taylor Young o el intimismo de Javier Vallhonrat se van sucediendo durante los primeros años de los 90′, hasta que en 1995 Michel Comte toma las riendas con un proyecto benéfico espectacular, Shots.

Ya en el siglo XXI, es cuando Pomellato crea el color. Nace “Nudo” y sus piedras de colores. Joyas desnudas sobre la piel desnuda, objetos de deseo enteramente artesanales, belleza y ensueño, refinamiento y feminidad. Regresa la elegancia clásica en un mundo donde ya todo ha sido transgredido. ¿El inconformismo de ahora vuelve a llamarse “bourgeois”? Tranquilas, Pomellato no cambiará nunca. Lo vais a ver.

Continuará…

Pomellato

// Amazon - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - /* aws_amazon($post->ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil