Richard Branson alquila The Lodge, su mansión de los Alpes Suizos.

El magnate alquila en la estación suiza de Verbier, un impresionante chalet alpino de 10 dormitorios.

The Lodge no es una mansión más de las que pueblan los alrededores de la estación de esquí de Verbier, en los Alpes suizos. Se trata del refugio de lujo invernal creado por uno de los magnates más excéntricos y emprendedores del mundo del turismo, el británico Sir Richard Branson.

Se encuentra ubicado en la intimidad de una zona boscosa, pero a sólo cinco minutos a pie del centro de Verbier, por lo que su localización no puede ser más perfecta. Eso sí, no lo disfruta el empresario, sino aquellos que tengan a bien alquilárselo, ya que The Lodge no es una residencia privada, sino toda una maravilla que disfrutar con amigos o familia durante nuestros días de vacaciones de esquí.

Considerado como uno de los chalets más exclusivos del mundo, no solo destaca por su entorno privilegiado, sino también por los servicios y su equipación. Posee 10 dormitorios, lo que permite alojar hasta a 24 personas en diferentes combinaciones. Además, el grupo cabe a la perfección y sin agobios en las salas de estar y comedor, en la que su propio servicio de restauración se encargará no solo de reponer las pilas a los esquiadores con platos contundentes, sino que estos serán, además, dignos de gourmets.

No falta una chimenea siempre encendida, con un servicio de bar y coctelería para disfrutar del fuego con una copa o quemando malvaviscos, si se desea. Y eso por no hablar de la terraza al aire libre con magníficas vistas, el jacuzzi o la barbacoa. En el interior, un salón de fiestas que se puede convertir en zona de juegos con billar o cine, así como la posibilidad de montar allí una minipista de patinaje sobre hielo.

Uno de los puntos fuertes es su spa privado (un terapeuta residente se encarga de ofrecer tratamientos en todo momento), con piscina cubierta de nueve metros y su jacuzzi con capacidad para 12 personas, así como una sala de vapor y un gimnasio con equipo cardiovascular y pesas.

En verano, de junio a septiembre, es posible disfrutar de The Lodge como si fuera un hotel, reservando habitaciones sueltas. El resto del año, en cambio, hay que alquilarlo al completo, a un precio a la altura de tanto lujo: hay que pagarle a Branson la friolera de 81.120 € a la semana.

Localización

Más información The Lodge

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil