Cooke House: a la venta una casa diseñada por Frank Lloyd Wright en Virginia Beach.

Cooke House es una de las 3 casas que Frank Lloyd Wright diseñó en Virginia. Y se vende por algo menos de 3 millones de dólares.

Frank Lloyd Wright es, indudablemente, uno de los arquitectos más notables del mundo, diseñó unas 1000 estructuras y vio como se construían más de 500 (Cooke House entre ellas), actualmente quedan en pie unas 300 y ocho de ellas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad; además, dicho esto como curiosidad, era el arquitecto favorito de la escritora Ayn  Rand, tal era su admiración por él que no solo se inspiró en él para crear a Howard Roark, el protagonista de la novela El Manantial, sino que llegó a pedir a la productora que llevó esa novela al cine que contratara a Lloyd Wright para crear los diseños arquitectónicos de la película, el alto caché del arquitecto hizo imposible este acuerdo, tan imposible como que Ayn Rand cumpliera su sueño de vivir en una casa diseñada por él, eran demasiado caras incluso para ella.

Recordamos hoy a Frank Lloyd Wright porque ha salido a la venta una de las 3 casas que diseñó en Virginia, Cooke House; se trata de un diseño de 1953 convertido en realidad en 1959 y es una vivienda en forma de media luna con vistas a Crystal Lake en Virginia Beach; en su interior luce techos de estilo catedral y un sofá empotrado en un espectacular salón en curva con vistas al lago y al espectacular atardecer de Virginia Beach; ofrece además 4 dormitorios, una cocina y un baño (el único defecto que cabe sacarle, sólo un baño); cuenta además con embarcadero propio.

¿Precio de esta joya arquitectónica en la que, estamos seguros, le hubiera encantado vivir a Ayn Rand? El precio de Cooke House ronda los 3 millones de dólares, algo más de 2 millones 800 mil euros.

Más información Cooke House - en venta

Business Club

Todos los datos, la actualidad y las noticias que definen la economía del lujo, de la calidad, de lo excepcional, de la singularidad.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Salir de la versión móvil