House AD25, en encanto de una casa de los glamourosos años 50 reformada en el S.XXI.

House AD25 es el resultado de una reforma realmente espectacular, una que transforma una casa de los años 50 en una vivienda del S.XXI.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Esta confortable y peculiar vivienda de tres plantas está en el barrio de Restelo, en Lisboa, y en ella confluyen su diseño original, de los años 50, con una importante reforma que la ha transformado en una vivienda contemporánea y perfecta para vivir en el S.XXI (House AD25).

La casa en cuestión, y sus 70 años de vida e historia, están ubicadas en una zona privilegiada de la ciudad y desde ella se disfrutan incluso maravillosas vistas del río Tajo, esa fue la razón principal que llevó a sus propietarios a buscar el modo de convertir aquella casa ‘vieja’ en una casa moderna, para ello contaron con la complicidad y el trabajo del estudio de arquitectura de João Tiago Aguiar que bajo el nombre House AD25 ha transformado la vivienda original en un lujo de casa.

El exterior de la vivienda se transformó por completo tanto por los cambios aplicados a la zona de la terraza y la piscina como por la ampliación de la propia vivienda y el cambio de las ventanas; el blanco se mantiene como color esencial de la vivienda pero en la zona de las picina se impone el verde dotando a la vivienda en su conjunto de un aspecto más moderno y natural revistiendo parte de las paredes con tejas verdes tridimensionales (que son las mismas que se utilizaron en la ampliación de la vivienda pero en ese caso, para no romper la armonía con la fachada, se optó por el color blanco).

La piscina cuenta con orientación sur, aprovechando así el máximo de luz solar, en la planta baja de la vivienda están tanto la habitación principal como una sala multiusos, ambas con acceso directo al jardín y la piscina; la segunda planta se ha transformado en una magnífica sala de estar con vistas y terraza, se reserva la tercera planta como zona más privada y se distribuye en 4 habitaciones mientras el resto de espacios de uso común se distribuyen entre la primera y la segunda planta.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.