¿Cuánto estarías dipuesto a pagar hoy por tener en casa un banco de ejercicios como éste?

Ergatta Rower es el banco de ejercicios con el que hoy sueñan todos los deportistas confinados.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¡Ay si hubiéramos sabido lo que nos esperaba este horrible mes de marzo! ¡cuántas cosas hubiésemos hecho de manera diferente! Estas ideas nos rebotan en la cabeza durante nuestro confinamiento y no sólo pensando en si hubiéramos podido minimizar los efectos de esta pandemia sino también en nosotros mismos, en qué hubiéramos hecho de haber sabido que íbamos a pasarnos al menos un mes sin salir de casa más que para ir a la compra o la farmacia, solos (también podríamos ir al médico pero cruzamos los dedos para que eso no sea necesario).

Quienes tienen el hábito y la costumbre de practicar deporte, ya sea en el gimnasio o en las calles, corriendo (anda que no hay runners) y rodando en bicicleta (cada día más), en estos días se suben por las paredes sin poder hacer mas ejercicio que recorrer el pasillo de su casa más veces de las que son capaces de contar ¡qué no darían por haberse hecho, antes del confinamiento, con un banco de ejercicios como éste!.

Se trata de un banco de remo elegante a rabiar, perfecto para tenerlo a la vista (no tendrás que preocuparte en esconderlo ¡querrás lucirlo!) y más perfecto aún para ejercitar brazos, piernas y el cuerpo entero incluso si estás confinado.

La mala noticia es que este elegante banco de ejercicios, aunque se vende on line, por ahora sólo se entrega en Estados Unidos… bueno, no es la única mala noticia, su precio no es tampoco cosa de poco: el banco de ejercicios Ergatta Rower cuesta 1.999 euros y si quieres completarlos con su waterower upgrade, tendrás que pagar 549 euros más; podrás retarte a ti mismo con las diferentes tablas que te ofrece este magnífico banco de ejercicios y, si te haces también con el upgrade, incluso podrás hacerlo on line y enfrentándote a otros deportistas irredentes como tú.

Más información The Ergatta Rower

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.