​Slagwerk 101 es la caja de ritmos con la que sueñan quienes juegan a ser compositores.

Slagwerk 101 es una caja de música semi acústica basada en elementos de percusión... y una magnífica pieza decorativa.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivimos hoy una distopía como las que leíamos en algunas novelas o descubríamos en películas y series de televisión, una distopía que, a quienes hemos tenido la suerte de mantener el coronavirus lejos de los nuestros y de nosotros mismos, nos está desvelando cosas curiosas (ahora que tenemos tiempo para verlas y analizarlas).

Que quienes tienen vida interior y disfrutan del placer de la lectura o de otros hobbies para los que a duras penas encuentran tiempo en su día a día, lo iban a llevar mejor, lo sabíamos; lo que no sabíamos cuando se decretó el confinamiento es que iba a durar tanto tiempo, tanto como el que dura ya y el que todavía nos queda porque, de haberlo sabido, más de uno hubiera tomado alguna que otra decisión, por ejemplo, los que disfrutan estos días de tontear con la guitarra más que antes o que incluso se atreven a componer sus propias canciones, se hubieran hecho con esta caja de ritmos, la Slagwerk 101 Drum Machine de Love Hulten; y lo hubieran hecho, además, sin la menor oposición porque su diseño tan tan moderno y escultural que queda perfecta en cualquier rincón de la casa incluso cuando no se está utilizando.

No vamos a entrar a valorar el talento de cada cual en el uso de una caja de ritmos como ésta y el terror que pueda causar que lo haga alguien que carece del mínimo necesario (aunque no podemos negar que se nos ha pasado por la cabeza…) pero lo que sí valoramos es la belleza y utilidad de la Slagwerk 101, su versatilidad y su magnífica combinación de sonidos: bombo, platillos, pandereta, aplausos… y así hasta 8 sonidos diferentes para que compongas tus propios ritmos y crees tu propia banda sonora para estos días de confinamiento.

Más información Slagwerk 101 de Love Hulten

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.