Vídeos

cerrar

Working Man Blues. Merle Haggard. Vídeo, letra e información.

Nos deja una de las figuras de la música country, Merle Haggard.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La muerte sorprendió al gran cantante y compositor de música country Merle Haggard el mismo día en que cumplía 79 años. Fumador empedernido durante muchos años, en 2008 le fue diagnosticado un cáncer de pulmón, del que fue operado y se recuperó bastante bien e incluso volvió a salir de gira. Sin embargo, el pasado mes de diciembre fue ingresado en un hospital de California para ser tratado de una neumonía y su estado físico se resintió bastante por lo que tuvo que suspender varios conciertos. De hecho, desde entonces, se encontraba muy enfermo. Ya en marzo de este año entró de nuevo en el centro hospitalario debido a una neumonía doble que esta vez a no pudo superar. El fallecimiento tuvo lugar en su casa de Palo Cedro, a las afueras de Redding, en California, rodeado de su familia.

Nacido en 1937 en el seno de una familia muy humilde que vivía en una caravana, su infancia fue tan dura como la que reflejaba en muchas de sus canciones. Además, cuando tenía tan solo nueve años, la muerte de su padre, un trabajador del ferrocarril, marcó su vida. Su adolescencia fue bastante muy complicada, pasando por varios reformatorios tras ser detenido por cometer pequeños robos o por meterse en peleas. Afortunadamente tenía la música, aunque su madre se la tenía prohibida por considerarla algo pecaminoso. Su hermano le había regalado una guitarra bastante usada por su decimosegundo cumpleaños y Merle Haggard aprendió a tocarla él solo escuchando discos de HankWilliams y Bob Willis.

Dando bastantes tumbos por la vida y combinando trabajos y raterías con algunas actuaciones, al cumplir los veinte ya estaba casado y totalmente arruinado. Así andaba cuando, bastante borracho, intentó robar en un restaurante, por lo que terminó en una cárcel de la que intentó fugarse, por lo que fue condenado a cumplir 15 años en la famosa cárcel de San Quintín. Su paso por el trullo, que finalmente se quedó en tres años, fue de película. Deprimido porque su mujer estaba embarazada de otro hombre, planeó una evasión con otro preso aunque finalmente unos compañeros le convencieron para que no lo hiciera. Tuvo suerte porque el otro reo sí que escapó, aunque terminó disparando a un policía y de regreso al mismo presidio para ser ejecutado. Esto, y unas cuantas semanas de aislamiento y otros castigos por meterse en diversos líos, terminaron convenciéndole de que iba a ser bastante mejor cambiar de comportamiento. Y además, fue testigo del histórico concierto que en 1959 dio en el recinto carcelario Johnny Cash.

Tras ser puesto en libertad, Merle Haggar buscó empleo como peón al tiempo que volvía a actuar en pequeños locales. Finalmente, consiguió grabar su primer single con Tally Records, un disco con la canción “Singing My Heart Out”, del que se editaron tan solo doscientas copias. No tuvo ningún éxito, pero sí con su siguiente grabación, “Sing A Sad Song” y sobre todo, ya en 1964 con “(My Friends Are Gonna Be) Strangers”, con la que consiguió entrar en el Top Ten. Ese fue el arranque de una carrera musical que le llevó a convertirse en una de las figuras más importantes del country, influyendo en muchísimos otros intérpretes por su manera de tocar la guitarra, su forma de cantar o por la temática de las canciones. También fue uno de los que se enfrentó a la poderosa industria discográfica de Nashville junto a sus amigos Willie Nelson, Kris Kristofferson o Waylon Jennings.

La canción “Working Man Blues” estaba incluida en su disco “A Portrait Of Merle Haggard”, publicado en 1969 a través del sello Capitol, y fue el segundo sencillo que se extrajo de ese álbum. Supuso uno de los primeros éxitos de Haggard y la mantuvo en su repertorio durante buena parte de su carrera musical. Se trata de una pieza dedicada a los millones de sencillos currantes estadounidenses, esos que sudan y encallecen sus manos. Con el apoyo de un constante repiqueteo eléctrico de la guitarra firma de la casa –un sonido al que se le denomina Bakersfield Sound y del que Merle Haggard y Buck Owens fueron sus máximos representantes-, el cantante expresa el orgullo del trabajador y resalta los valores que suponen el trabajo duro y el sacrificio, a pesar del cansancio, la rutina y la constante preocupación por sacar adelante a su familia. Nos habla de ese merecido momento de relax para tomarse una cerveza y cantar en el bar del protagonista de la canción, pero también de la promesa que se hace a sí mismo para mantenerse firme en sus valores y de seguir con su esfuerzo mientras el cuerpo aguante.

No cabe duda de que Merle Haggard supo contactar con el espíritu sencillo, laborioso y humilde del norteamericano de clase baja que vive en el medio rural y se gana el sustento de su labor día a día. Todas sus canciones estuvieron siempre muy ligadas a esos personajes y a ese estatus, bien fueran de amor o de desamor, de esperanza o de fracaso, de vida o de muerte.

Descanse en paz el legendario Merle Haggard, auténtico ídolo de la música country.

 

It’s a big job just gettin’ by with nine kids and a wife
I been a workin’ man dang near all my life
I’ll be working long as my two hands are fit to use
I’ll drink my beer in a tavern,
Sing a little bit of these working man blues

I keep my nose on the grindstone, I work hard every day
Might get a little tired on the weekend, after I draw my pay
But I’ll go back workin, come Monday morning I’m right back with the crew
I’ll drink a little beer that evening,
Sing a little bit of these working man blues

Hey hey, the working man, the working man like me
I ain’t never been on welfare, that’s one place I won’t be
Cause I’ll be working long as my two hands are fit to use
I drink a little beer in a tavern
Sing a little bit of these working man blues

Sometimes I think about leaving, do a little bummin around
I wanna throw my bills out the window catch a train to another town
But I go back working I gotta buy my kids a brand new pair of shoes
Yeah drink a little beer in a tavern,
Cry a little bit of these working man blues

Hey hey, the working man, the working man like me
I ain’t never been on welfare, that’s one place I won’t be
Cause I’ll be working long as my two hands are fit to use
I drink a little beer in a tavern
Sing a little bit of these working man blues
Yeah drink a little beer in a tavern,
Cry a little bit of these working man blues.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.