Bocados rancheros, tan genuinos como sabrosos. Receta paso a paso.

Lo bueno y delicioso no tiene porque ser complicado, como estos genuinos Bocados rancheros que se preparan en un momento.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Crear una receta y comprobar el placer que produce en todo aquel que lo prueba, es uno de los momentos más especiales para mi, y estos bocados rancheros os van a producir muchas sensaciones placenteras, ¡tantas! que cuando se terminen querréis volverlos a cocinar.

Son verdaderamente increíbles, su sabor personal, sus texturas, su toque picante que solo un buen chile chipotle adobado puede dar, la cremosidad de los frijoles rojos, y los chorizos blancos ahumados  que aportan un toque bárbaro, convierten a estos bocados rancheros en toda una delicatessen.

Hoy en día podemos encontrar todos los ingredientes de esta receta en la gran mayoría de los supermercados grandes, más concretamente en la zona de productos mexicanos o latinos.

El chile chipotle es una variedad de chile que se deja madurar hasta que su tamaño comienza a mermar y hacerse pequeño, es entonces cuando los ahuman sobre una parrilla a muy baja temperatura durante largo tiempo, para después aderezarlos con deliciosas especias: tomates, cebollas y un montón de ingredientes ricos que le dan este sabor tan propio y genuino. Cuando los pruebas su aroma predomina en el paladar de manera intensa, es extremadamente sabroso y perfectamente picante. Estos chiles se venden en pequeñas latas y duran meses, siempre y cuando, una vez abiertos los conservéis en el frigorífico en un recipiente de cristal, esterilizado y hermético.

Los chorizos blancos ahumados, también se compran en la sección de productos latinos y vienen envasados al vacío. Su carne está proporcianadamente especiada y es un producto que cuando lo conozcáis, estoy segura de que los incluiréis en más de una receta.

Ahora, ¡vámonos hacer la compra y a alegrar la hora de la comida con mis bocados rancheros!

Receta: Bocados rancheros, tan genuinos como sabrosos.

  • 1 / 8

    Pincelar con aceite de oliva las bases del molde y poner en el fondo un circulo de papel sulfurizado para que después resulte más sencillo desmoldarlos.

    Colocar sobre las obleas un puñado de garbanzos para que hagan resistencia en la masa y evitar así que se inflen.

    Hornear a 180º durante 15 minutos.

  • 2 / 8

    Suavizar en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva los pimientos, la cebolla y la cebolleta cortados en pequeños dados. Una vez estén tiernos y brillantes añadir los dos chiles chipotle adobados que aportarán un tintineante toque picante y un sabor delicioso.

  • 3 / 8

    Eliminar la fina piel que envuelve el chorizo y cortar en pequeños pedacitos. Cocinar todo junto un par de minutos.

    Después incorporar el tomate y remover para integrar.

  • 4 / 8

    Escurrir los frijoles rojos y añadir a la sartén. Revolver delicadamente para evitar que se rompan y dejar en el fuego un par de minutos más.

  • 5 / 8

    Rellenar las obleas que ya están medio cocidas con nuestro sabroso relleno.

  • 6 / 8

    Esparcir el queso rallado por encima y hornear 15 minutos a 180º.

  • 7 / 8

    Colocar sobre cada uno de ellos una cucharada de crema de nata y deja caer cilantro fresco recién cortado.

  • 8 / 8

    Solo probándolos podréis saber lo increíblemente buenos que están.

Los ingredientes para 6 personas

  1. 6 obleas de empanadilla
  2. 1 lata de frijoles rojos
  3. 2 chorizos blancos ahumados
  4. 1 cebolla roja
  5. 2 cebolletas alargadas
  6. 1 pimiento rojo italiano
  7. 1 pimiento verde italiano
  8. 2 chiles chipotles adobados
  9. 3 cucharadas de tomate frito natural
  10. queso cheddar o emmental rallado
  11. 6 cucharadas de crema de nata
  12. cilantro fresco
  13. aceite de oliva
  14. sal
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.