string(568) "Portada / Oops / El 66 de sunset boulevard / De aquellos votos se fueron a estos cines: las películas de junio de 1977."

De aquellos votos se fueron a estos cines: las películas de junio de 1977.

Estamos seguros de que el 15 de junio de 1977 la gente fue a votar. Casi tanto como de que fueron al cine o vieron en televisión alguno de esas películas o programas.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Hacía dos años que se había muerto alguien a quien deberíamos haber puesto el innombrable, como el malo malísimo de Harry Potter, a ver si así no le hubiéramos nombrado tanto, y la gente se disponía a votar por primera vez en unas elecciones democráticas, fuera lo que fuera eso. Corría, o más bien volaba, un tiempo al que dimos en llamar -más que nosotros, nuestros padres-, la transición, y en el cine echaban las películas de 1977, como debía ser.

Claro que en España no siempre había sido así, que en ese mismo año terminado en el número que luciría Juan Gómez Juanito -así, todo seguido- en el Madrid a partir de esa temporada, se estrenaban películas como Viridiana, de Buñuel, que era una de 1961, o Canciones para después de una guerra, que era de 1973. Y había que dar gracias, que para ver las monerías que Ingrid Bergman haciendo de española le hacia a Gary Cooper haciendo de Gary Cooper en Por quién doblan las campanas aún había que esperar un años más. Cosas del innombrable.

En realidad, uno tiene la suerte de ser tan viejo como para recordar haber estado allí pero tan joven como para saber que en aquel momento todas aquellas cosas de votos y políticos eran de mayores, y que me interesaban más las aventuras interminables de Marco en busca de su madre, las cabalgadas de Curro Jimenez o el Ford Torino -el aquel entonces, tan sólo “el coche”- de Starsky y Hutch.

Pero tampoco nos engañemos. La gente seguía yendo al cine y viendo el Un, Dos, Tres, responda otra vez, por mucho que hubiéramos entrado en la democracia. No había vídeo, DVD, ni internet, y los cines se llenaban que era una barbaridad, y ellas se enamoraban de Travolta, Harrison Ford y por supuesto todavía de Paul Newman, y nuestros hermanos mayores de Raquel Welch, Jacqueline Bisset y por supuesto todavía de Sophia Loren. Mucha política, si, y muchos votos, y mucha transición, pero también muchas ganas de salir y que todo fuera tan normal como parecía que era por esas tierras allende nuestras fronteras.

Así que no está de más echar un vistazo a las películas y programas de televisión que el españolito de a pie podía ver aquel 15 de junio, miércoles, además de votar por Suárez, Carrillo, Gónzalez o Fraga, que no sólo de votos vivían los hombres y mujeres de 1977.

<h2>Harry El Ejecutor, de James Fargo y Robert Daley.</h2> 1 / 12

Harry El Ejecutor, de James Fargo y Robert Daley.

Ahora ya no está para más trotes que los derivados de sentarse tras la cámara, pero por aquellos años era toda una garantía en la taquilla haciendo de el inspector más duro de San Francisco y parte del extranjero, Harry Callahan. Mejor ir a verlo tras votar, por aquello de no exaltar los ánimos ni decirle al de la mesa con voz de Constantino Romero que era su día de suerte.

<h2>Cambio de sexo, de Vicente Aranda</h2> 2 / 12

Cambio de sexo, de Vicente Aranda

Victoria Abril era Jose María y María José, aunque no necesariamente en ese orden. UNa de esas películas que hubieran sido impensables en el cine español tan solo unos años antes y que escandalizaban aún a buena parte del público y de las fuerzas vivas de la localidad. A lo mejor había gente que se preguntaba si lo de ser una cosa u otra influía en aquello de votar, vaya usted a saber.

<h2>Buffalo Bill, de Robert Altman</h2> 3 / 12

Buffalo Bill, de Robert Altman

Si Clint Eastwood era un valor seguro, Paul Newman era lo siguiente, hasta con las pintas de vaquero circense que se gastaba en la película de Robert Altman sobre una de las figuras más legendarias del Oeste. Pero seguía siendo Paul.

<h2>Rocky, de John G. Avildsen</h2> 4 / 12

Rocky, de John G. Avildsen

Comenzaba la carrera de tito Stallone y las interminables sagas de Rocky y Rambos con la que sin duda es la mejor película que ha protagonizado, avalada por tres Oscars de la Academia incluyendo mejor película. Salían del cine dispuestos a todo, oiga.

<h2>La lozana andaluza, de Vicente Escrivá</h2> 5 / 12

La lozana andaluza, de Vicente Escrivá

Ni más ni menos que nueves meses llevaba en cartel La lozana andaluza para mediados de junio de 1977, contando con los encantos de María Rosaria Omaggio bajo la ducha como principales argumentos. El destape… que tenía esas cosas que ahora nos saltan en cualquier capítulo de la HBO.

<h2>Curro Jiménez, de Antonio Larreta</h2> 6 / 12

Curro Jiménez, de Antonio Larreta

Si se hubiera podido presentar a las elecciones, el bueno de Curro hubiera barrido a todos los oponentes. Además, teniendo en cuenta las creencias populares acerca de los políticos, lo de ladrón lo llevaba ya de fábrica. Lo echaban los domingos, pero cómo sólo había una cadena, era como si saliera a antena todos los días.

<h2>Taxi Driver, de Martin Scorsese</h2> 7 / 12

Taxi Driver, de Martin Scorsese

Sin duda, aquel 1977 era el año de los tipos duros en el cine. Robert de Niro encarnaba a uno de los más peligrosos en la obra maestra de Scorsese. Poca sutileza en una época que se suponía debería de ser de convivencia democrática. ¿Estás hablando conmigo? ¿Estás hablando conmigo?

<h2>Ha llegado el águila, de John Sturges</h2> 8 / 12

Ha llegado el águila, de John Sturges

Como no había aún demasiados superhéroes en el cine (El Superman de Reeve tardaría aún un año en llegar), el tema de la acción recaía aún en héroes de los de toda la vida, aunque en esta más que meritoria película bélica Michael Caine hiciera de héroe alemán y nos pillara un poco a trasmano.

<h2>Esta noche... fiesta, presentado por José María Iñigo</h2> 9 / 12

Esta noche... fiesta, presentado por José María Iñigo

¿Y que había en la televisión la noche de las primeras elecciones democráticas? Pues un especial de un programa del omnipresente por aquella época José María Iñigo, en el que la estrella principal era -y lo sabes- Julio Iglesias. Su éxito por aquel entonces: Soy un truhán, soy un señor. A lo mejor era un mensaje hacía la clase política…

<h2>Asignatura pendiente, de José Luis Garci</h2> 10 / 12

Asignatura pendiente, de José Luis Garci

Una de las mejores películas de Garci para ilustrar a la perfección el espíritu de la tan renombrada transición en el españolito de andar por casa. Reflexiones, recuerdos, amores y promesas rotas para un título que debía repasarse muy a menudo.

<h2>Un globo, dos globos, tres globos, presentado por María Luisa Seco y Manolo Portillo</h2> 11 / 12

Un globo, dos globos, tres globos, presentado por María Luisa Seco y Manolo Portillo

Y nosotros, los que por aquel entonces teníamos edad de chapas y fuertes Comansi, de Big Jim y Geyper Man, de Exin Castillos y de lo que fuera que no fuera desde luego leer el periódico, ver a Lalo Azcona en Televisión o escuchar a José María García en la radio, nosotros a lo que estábamos era a ver que nos decía la Seco sobre ese globo donde vivía yo. Bueno, y tú.

<h2>Viridiana, de Luis Buñuel</h2> 12 / 12

Viridiana, de Luis Buñuel

La obra maestra de Buñuel se podía ver en España la friolera de 16 años después de su estreno en el resto del mundo. Aparte de que hubiera elecciones, es posible que su presencia en las carteleras fuera la mejor señal de que por fin algo había cambiado en este país.

El 66 de sunset boulevard

El cine como arte y el arte como cine, que ya lo decía Canudo en su Manifiesto de las siete artes. Delicia visual y placer auditivo que cada jueves apoyados en el extraordinario título de Billy Wilder, Adolfo Suárez, con el 66 por bandera, nos acercará en un recorrido de historias y personajes a través de una perspectiva histórica.

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.