El 66 de Sunset Boulevard+por Adolfo Suárez

El águila de la montaña, la película perdida de Alfred Hitchcock.

Alfred Hitchcock no sólo rodó películas, también las perdió. El Águila de la montaña fue su segunda película, y es la más buscada de su filmografía.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

En estos tiempos de información y redes, de internet y pantallas grandes y pequeñas, es relativamente fácil conseguir estupendas y gratificantes recopilaciones de material cultural. Colecciones de fotografías de artistas, actores o actrices, directores, películas. Llenar un disco duro con todas las películas de Spielberg. Pasarse un mes recorriendo las mejores cintas de John Ford, o de Hitchcock. ¿Hemos dicho Hitchcock? No, eso, por mucho internet, banda ancha y google que tengamos, es imposible. No podemos. En realidad, nadie puede ahora ver todas las películas del genial británico, por la sencilla razón de que una de sus películas está perdida, ilocalizable. Es la película más buscada del mundo.

Tampoco nos volvamos locos, no se ha perdido Vértigo, ni El hombre que sabía demasiado, ni Psicosis. Hablamos de El águila de la montaña, segunda película del director, estrenada en 1926 y lógicamente por la fecha, muda. El mismo Hitchcock, en la famosa y larga -8 días- entrevista con Truffaut de 1962 luego convertida en libro, donde repasaban toda su carrera, la calificaba como mala, y no lamentaba para nada el hecho de que se hubiera perdido.

Sin embargo, para los admiradores de uno de los mejores directores de la historia del cine la pérdida supone un desafío a la par que un misterio. Aquí y allá se han encontrado fotografías de su rodaje, comenzando por media docena que se reprodujeron en el mencionado libro de Truffaut, El cine según Hitchcock. Por supuesto, se conoce su argumento de melodrama romántico sobre una relación a cuatro bandas entre un viudo, su hijo lisiado y un hombre al que aborrecen ambos compitiendo por el amor de una maestra de escuela. Sí, he escrito Hitchcock, no Almodóvar.

Aunque la película se desarrolla en Kentucky, El águila de la montaña se rodó en Alemania, donde parece ser que Hitchcock se sentía con más libertad creativa, vaya usted a saber porqué. El rodaje no fue muy allá, con varios destrozos en el pueblo tirolés donde se rodaba, y con el propio realizador sufriendo el mal de altura. Las críticas tampoco fueron buenas, y su segunda película, junto con la anterior, nunca fueron objeto del aprecio del director, que las consideraba completamente olvidables.

Aún así, viniendo de quien prohibió durante más de dos décadas -sin que nadie supiera el motivo- que cinco de sus películas (Entre ellas, Vértigo y La ventana indiscreta) se proyectasen de nuevo en los cines, incluyendo festivales y homenajes, o fueran emitidas por televisión, la pérdida de El águila de la montaña se ha convertido en un misterio más a añadir a los que rodean la compleja personalidad de Sir Alfred. Puede que la película supiera demasiado, que hubiera sido indiscreta, o que esté escondida porque llevaba la muerte en los talones. ¿Quién sabe?

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies