string(543) "Portada / Business Club / Subastas / A subasta un Ford GT del 2005: Negro que te quiero negro."

A subasta un Ford GT del 2005: Negro que te quiero negro.

Todo un homenaje a una época legendaria, el Ford GT 2005 que sale a subasta es a su vez el comienzo de otra leyenda.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • Linkedin
  • WhatsApp

En el año 2003 se cumplían los 100 años de una de las marcas más conocidas del mundo del automóvil, Ford. Como parte de las celebraciones de fecha tan señalada, en la casa americana decidieron lanzar un coche que fuera un homenaje a uno de los mas legendarios de la marca, aquel GT40 que consiguió vencer en Le Mans cuatro veces seguidas en la segunda mitad de la década de los 60. Le llamaron Ford GT, fabricándose algo más de 4.000 hasta el cierre de su producción en 2007.

Pero el Ford GT no era tan sólo un homenaje, algo bonito para recordar tiempos mejores. Era también un propósito, el de ser un rival a la altura de modelos tan establecidos, probados y competitivos como el Mercedes-Benz SLR McLaren, el Porsche Carrera GT o el Ferrari Enzo. Era un yanqui en la corte del Rey Arturo, un americano en París, Londres, Berlín o Roma. Toda una apuesta.

Y el Ford GT estaba preparado para el reto. Se trataba de un coupé de dos puertas con el motor y la tracción situados en la parte trasera. Exteriormente su diseño era un desarrollo actualizado del modelo de los años 60, aunque con unas dimensiones aumentadas, más indicadas para un coche destinado al uso en carretera.

Era tan bello como el de los años 60, y tan eficaz como para alcanzar los 100 km/h en 3,9 segundos y llegar a los 331 km/h de velocidad máxima. El responsable de esas cifras era un motor V8 de 5.4 litros de 32 válvulas de inyección multipunto que entregaba 558 Cv de potencia a 6.500 rpm y un par máximo de 678 Nm a 3.750 vueltas, con una caja de cambios manual de 6 velocidades.

El Ford GT que sale a subasta el 24 de junio en Santa Mónica es uno de los 2.022 producidos en 2005, de los que sólo 237 estaban pintados en negro y 58 con la característica doble banda blanca borrada. Con menos de 9.500 kilómetros y firmado en el interior del capó por el equipo de Ford responsable de su diseño, este GT es muy capaz de que al echarle una mirada se nos escape aquello de “Negro, que te quiero negro“.

Rodar

… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.