string(528) "Portada / Lucir / Relojes / HYT H0: relojería hidromecánica para romper las reglas del tiempo."

HYT H0: relojería hidromecánica para romper las reglas del tiempo.

Lo último en relojería hidromecánica de HYT, tres modelos diferentes de un mismo reloj, el H0.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Si hay una marca de relojes que podría llevar Anthony Edward Stark, Iron Man, o el mismo Robert Downey Junior fuera de papel, sería HYT (Hydro Mechanical Horologists) . Innovación en estado puro. Alta relojería, sí, pero relojería hidromecánica y mucha ciencia e ingenio también para aplicar mecánica de fluidos a un reloj de precisión, un distintivo único de la marca.

De hecho antes de los primeros relojes mecánicos el tiempo se medía con relojes de agua. Así la Clepsidra es el invento conocido más antiguo para medir el tiempo después del reloj de sol. Del 1530 a.C. data el encontrado en Egipto y que fue propiedad del Faraón Amenhotep I. Y a lo largo de la historia y los continentes, desde la antigua Grecia a la China medieval, la clepsidra fue durante siglos el más fiable método de medición del tiempo. Un sistema sencillo de dos recipientes en el que uno vierte el agua a una velocidad constante sobre el otro de modo que se puede controlar el tiempo transcurrido.

Y con esa idea en la cabeza, los relojes de HYT recuperan el mismo ingenio humano y el conocimiento más actual para medir el tiempo creando relojes que tienen más que ver con el futuro que con el pasado, e incluso con el presente, desde el primer modelo lanzado en 2012. Una empresa joven pero llena de talento.

Su mecánica aparenta sencillez: un tubo que rodea la esfera, dos líquidos de diferente densidad, uno de color y el otro transparente, y dos fuelles que ejercen la compresión adecuada a cada uno para que el líquido fluorescente de color muestre la hora exacta.

Por supuesto esto no resulta sencillo, ni mucho menos, pero una vez resuelto la mecánica de fluidos es la encargada de dar la hora. Detrás, una maquinaria mecánica de cuerda manual con un calibre exclusivo HYT, 28.800 alt/h, de 4 Hz y 35 rubíes, y una importante reserva de marcha de 65 horas.

Con una magnífica presencia, los nuevos H0 mantienen no sólo esa fuerte personalidad de las colecciones de HYT si no que da un salto adelante en cuanto a su diseño. En su gran caja de 48,8mm la corona monta una cúpula de cristal de zafiro con revestimiento interior antireflectante. Y bajo ella se puede apreciar con absoluta claridad el tubo que indica las horas y el resto de los diales, los minutos a las doce, los segundos a las 10 y la reserva de marcha a las 2 en punto.

Por supuesto, para que no sea menos que los anteriores, las dos aberturas en la esfera que dejan ver ambos fuelles, representan gran parte de la identidad de HYT en la que la aparente simplificación del diseño de la esfera queda compensada con la arriesgada y compleja cúpula.

La colección H0 incluye tres modelos diferentes, para personalidades diferentes.

Un clásico negro, el H0 Black caja de titanio y DLC (Diamond Like Carbon) cepillada, pulida a chorro de arena y satinada, con los números en super-LumiNova blanca y verde y el índice de la notas con Super-lumiNova verde.

El segundo, el H0 Orange, con caja de titanio cepillada plateada, como al esfera de la horas y el resto en opalina negra en el que el verde cambia a un Super-Luminosa naranja.

Y el tercero, el H0 Silver, completamente plateado como indica su nombre, en el que se ha utilizado un Super-LumiNova azul que está cerca del morado.

Tres personalidades al fin y al cabo para el mismo reloj de pulsera que se acompaña de una única correa de caucho con hebilla de titanio desplegable.

El precio al que tenemos acceso lo sitúa en torno a los 38.000 dólares, 35.500 euros al cambio. Es el precio de un reloj excepcional, muy para valientes, del que tendrás que aprenderte además su historia y funcionamiento para poder lucirlo y explicarlo a los escépticos. ¿Es digno o no es digno de Iron Man?

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.