cerrar

Una deformación, una consecuencia.

Plec está dotado de una singular forma que consigue proyectar una suave luz con forma curva.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Plec no te dejará indiferente. Es de esos objetos que miras pero que no ves de verdad hasta que ya has retirado la mirada. Entonces retocedes a mirarlo otra vez, a verlo de veras, a disfrutarlo.

Se trata de un aplique de pared dotado de una singular forma que consigue proyectar una suave luz con forma curva. Es esta curva un foco puntual que caldea visualmente el rincón en el que se ubica y cuyo efecto es tan extraño que uno juraría que está mirando un haz de luz que se filtra por una rendija de la pared.

Está disponible en alumino, blanco mate de textura rugosa y arena. Lo firma el estudio Guimeràicinca para Estiluz y lo definen con una fórmula genial: “una deformación, una consecuencia”.  Precio: entre 160 y 255 euros.

Meta información

Newsletter