cerrar

El arte funcional y divertido de Trigger Design.Joyeros animales: “The Endangered”, especies en extinción.

Los geniales joyeros animales de Trigger Design Studio son más que simples joyeros, son varias cosas más además de tiernos. Arte y función.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Cuentan desde el estudio de diseño de Singapur autor de estos joyeros animales, Trigger Design, que se han inspirado en las palabras de Mahatma Gandhi (Bāpu, padre, recordamos): “Hay suficiente en el mundo para cubrir las necesidades de todos los hombres, pero no para satisfacer su codicia.”, con la que no podemos estar más de acuerdo. Incluso nosotros, sí, que hablamos muy mucho de lo material. ¡Qué tendrá que ver!

El caso es que codicia es también el deseo de poseer uno de estos joyeros animales. Lo es porque en realidad no lo necesitamos. O sí. Yo quiero uno porque es bello y me siento atraído por las cosas bellas porque me proporcionan cierto estado de felicidad que desde luego la fealdad no me lo proporciona. Ni a mi ni a nadie.

Codicia desear poseer una joya. Y un joyero para guardar las joyas, porque stricto sensu necesitar no lo necesito. Tampoco yo tengo joyas, y aunque las tuviera. Quizás mi pequeña colección de relojes si no fuera porque siento esa otra necesidad de verlos e incluso de oírlos. En todo caso, los joyeros animales de Trigger Design son geniales y eso merece nuestra consideración.

Cada uno está hecho de unos materiales específicos elegidos por su color y textura, para reflejar el carácter de cada animal. Nos encanta el ciervo, elegante y lujoso, de azulejos y cromados en oro, y el elefante en cerámica blanca y oro rosa, o el rinoceronte en cromo negro con el acabado como de cemento agrietado como de cierta abstracción de su piel natural. Y el que es curioso, tierno también pero al tiempo un pelín agresivo, es el tigre. Sí, es un tigre. Sé que habrás pensado en un gato, en un lince ibérico… pero es un tigre, con su madera y el cromado brillante en oro. Son animales en peligro de extinción, “The Endangered” se llama la colección.

Y son geniales por su diseño, que nos toca la fibra del “qué lindo“ y del “son geniales” y del “qué tiernos”. Y lo son también por su función, por su concepción y desarrollo, como por alguna cosa más. Pero no son sólo unas bonitas cajas de delicados y preciosos materiales con un tierno diseño animal, qué va!.

Para empezar o seguir, cada uno de estos joyeros animales lleva un perfume de AllSense, una fragancia única, una por cada animal. No a animal, entendedme, no huele a elefante o a rinoceronte, huele bien, delicado y dulce. Un perfume para la habitación en la que lo conserves. Un ambientador, vamos. Y además esa llave que llevan todos en la espalda que es como de caja de muñecas, pues lo es y cuando la giras suena una melodía también única por cada animal, que no barrita ni brama ni ruge, música. El tigre suena a What a Wonderfull World. Esto es así, temas clásicos que están en el acervo de todos.

Por supuesto tienen una tapa superior. Se abre. Es para guardar dentro, como en una hucha cerdito, tus joyas y ornamentos. Esto era lo principal, su principal función. Porque es un joyero animal, pero podría ser todas esas cosas, un simple objeto decorativo con mucha gracia, un ambientador único, una caja de música genial, pero es un joyero. O al menos para eso lo han concebido desde Trigger Studio. Trigger (que no Tiger) es literalmente “desencadenar”. Y lo que desencadenan estos animalitos inertes y decorativos son muchas emociones y sentidos. Desde su observación (la vista) a la sutíl manera de alcanzar el resto de nuestros sentidos, el olfato, el tacto, el oído… sólo le quedaría el gusto, pero bastante que llegue todo lo demás. La mayoría de las cosas que poseemos, más allá de su función o su tacto, los sentidos con los que los apreciamos son 2, 3 con suerte, pero apenas alguno cuatro a la vez.

Lo definen dentro del arte y función, pero eso es un terreno en el que no nos vamos a meter hoy porque el objetivo de esta colección es que recordemos los momentos preciosos que se nos escapan de los dedos. Esos momentos que también están en peligro de extinción.

También dijo Gandhi que “un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.” Y nosotros como civilización, la verdad, no hemos sido especialmente respetuosos con la vida animal. Estos joyeros juegan ese papel de recordarnos a cuatro (por hoy) genéricos animales en peligro de extinción. Un buen recordatorio. Con ternura.

Meta información

Newsletter