cerrar

Jigsaw Rug: alfombras geométricas suecas que se montan como un puzzle.De Ingrid Külper / Mattahari.

El ingenio de la Jigsaw Rug de Mattahari le ha valido dos medallas de plata del European Product Design Award 2017.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Diseñar una alfombra común puede ser una tarea sencilla, el mercado está lleno de alfombras con medidas muy similares para estancias similares. Si las medidas de la estancia se amplían, la cosa se complica. Las dimensiones o las formas arquitectónicas, los muebles… todo influye en el espacio a alfombrar. Y las moquetas no son para todos los gustos, ni las alfombras a medida para todos los bolsillos. Para resolver estas cosas nace Jigsaw Rug, una alfombra puzzle.

Una solución sencilla e ingeniosa para poder alfombrar muy diferentes espacios con formas geométricas, rombos y hexágonos que se colocan unos junto a otros para ir ajustándolas a las necesidades o requerimientos. Incluso al capricho de tener una alfombra única con formas únicas. Puedes experimentar y ser creativo.

Las piezas se ajustan con una superficie antideslizante bajo ellas que las mantiene unidas en un todo. Fáciles de limpiar, tienen además la ventaja de que no hay que lavar la alfombra entera por una mancha, basta con lavar la pieza que se ha manchado, o sustituir con una nueva si se ha estropeado. Mucho más cómodo y barato.

El diseño de Jigsaw Rug es muy nórdico, sí, de hecho es de la sueca Ingrid Külper para su casa de alfombras Mattahari. Podemos traducir ‘matahari’ del indonesio y descubrir que además de recordarnos a la famosa espía Mata Hari significa Sol o el centro del Sol. Y en sueco casualmente ‘matta’ es alfombra. De ahí el magnífico juego de palabras que compone la marca de Ingrid Külper: Mattahari. Alfombras que son como el centro de la luz y de las miradas.

Siguiendo su premisa fundamental “el diseño se basa en la sagrada geometría”, las alfombras de Mattahari son realmente así, tan geométricas en sus formas y motivos como especiales. Sencillas, vivas y siempre con formas que transmiten energía y mucha calma. Y puede que sea esa suma de sus diseños con la genial idea de que se puedan crear y organizar al gusto con sus piezas romboidales o hexagonales sea la que le ha llevado a conseguir dos medallas de plata del European Product Design Award 2017.

Las piezas de la alfombra rosa son de 63cm cada lado y 1 cm de grosor. Son de pura lana con fibras de bambú para darle un brillo especial. Están cosidas a mano y las líneas se bordan con hilo de fibra de banana. Las piezas de la alfombra azul miden 55cm por cada lado y también 1 cm de grosor. Se hace en lana pura y los detalles geométricos están impresos en la lana. Se venden por paquetes y ya tú, no te las compones, compones la alfombra a tu gusto ocupando con capricho el espacio al que quieras darle una especial identidad. Es más, están pensadas también para componer murales que ayudarán a suavizar el ruido. Grandes ideas. Grandes estancias. Grande Jigsaw Rug.

Meta información

Newsletter