El farolillo Chouchin.

Tan evocadoras como bellas, estas lámparas se inspiran en los farolillos de papel y bambú de las viviendas japonesas.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Tan evocadoras como bellas, estas lámparas de la diseñadora francesa Ionna Vautrin (Grand prix de la création de la mairie de paris 2010) se inspiran en los faroles de papel y bambú amuleto de las viviendas japonesas para crear un entorno cálido y acogedor.  Su diseño es indiscutible y su manufactura en vídrio de un solo soplado, esmaltada y opaca hasta el cuello en el que se condensa una luz ténue tras la que se desliza un haz luminoso y directo, tiene por resultado un objeto de una extraordinaria belleza y sencillez.

La diseñadora ha creado además sus diseños de modo que a cada volumen le corresponde un color: verde oliva para la más alargada, naranja para la grande, que toma un especial protagonismo, y un discreto y elegante gris para la pequeña. Tienen 22, 40 y 30 cm de diámetro cada una.

Meta información

Newsletter