cerrar

Boom Chandelier: esas lámparas de Lightmaker Studio.

Las lámparas de Lightmaker Studio son diferentes y fascinantes. Boom Chandelier es ese candelabro que andábamos buscando.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Candelabro suena duro, rígido, antiguo, ostentoso o religioso. Tiene hasta aroma a incienso o un pasado Sefardí. Suena a Cluedo y mayordomo. Tiene su cosa. “Chandelier”… chandelier suena elegancia, a vestir, a armonía, a esas cosas a las que nos parece que suena todo en otros idiomas. Pero es lo mismo. Boom chandelier suena a big bang, a la implosión y la explosión, la expansión de la materia y a ese silencio sostenido en el tiempo. Un Big Bang del que todo nace, del que nace también la luz.

Lightmaker Studio está Toronto (Ontario) la ciudad más grande de Canadá, un lugar tan bueno como cualquier otro para la creatividad. Bajo la dirección de Denis Murphy y la colaboración con diversos diseñadores y arquitectos crean piezas de iluminación para la arquitectura y la decoración. Piezas originales, propias, únicas. Cada pieza se monta y acaba a mano. Y son ingeniosas en su compleja sencillez, nada es fruto del azar.

Su última pieza, el Boom Chandelier, desafía la tradición. Es un candelabro, una estructura de brazos que no soporta velas si no bombillas con el mismo propósito, no litúrgico, de iluminar. Pero es ingenioso en su desarrollo, sencillo en sus componentes y espectacular en su resultado. Una suerte de luces en un aparente desorden pero tras el que hay una estudiada arquitectura.

Tubos y esferas de latón que se articulan, como partículas elementales en expansión geométrica, llenando de luz el espacio en todas direcciones. Exuberante y desenfrenada, dicen y es cierto. En todo caso una escultura de luz con una fuerte personalidad.

Pero no es la primera, sigue una línea definida de lámparas que trascienden a su función con signos y señas claras de su procedencia. Las anteriores Float y Curve Sconces son claramente reconocibles como parte de una familia unida y con un gran sentido de dirección. Latón y vidrio soplado, materiales, y geometrías sorprendentes, armónicas, artísticas. Aunque es Boom Chandelier esa lámpara que mejor representa el principio creador de todas las cosas, la expansión de la luz, la geometría, las partículas.

Boom Chandelier tiene un precio de 5.400$, el aplique de pared Float de 4.600$ y la luminaria Curve Sconces de 1.125$. Pero son las lámparas que estábamos buscando. Y no era fácil encontrar, pero no nos puede gustar más. Incluso en el castellano “candelabro”.

Meta información

Newsletter