Casa Pájaro de Plata o dónde huir del mundanal ruido.

Casa Pájaro de Plata es un hogar ajeno al ajetreo más mundano que se deja abrazar por la naturaleza.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El fotógrafo español Fernando Alda nos descubre una casa de inspiración animal en un entorno de naturaleza pura; se trata de Casa Pájaro de Plata, un diseño del arquitecto John Osborne que emula el vuelo de un pájaro en las formas de la casa y termina en un tono blanco que recuerda más si cabe a bellas aves cuyo plumaje es también dominado por este color.

Esta casa, que es efectivamente un refugio para huir del mundanal ruido, está ubicada en el corazón de la selva de Costa Rica, cuenta con una imponente piscina infinita desde la que dejarse llevar por las vistas circundantes, el techo verde de la jungla con el mar al fondo, muy al fondo; además, la casa, que está ubicada en la cima de una colina y elevada sobre una plataforma de piedra gris en escalera, cuenta con una pasarela de madera que cruza un pequeño tramo de la selva y lleva a una casa adicional que sirve de mirador para disfrutar de la belleza natural que abraza a esta casa.

Junto a la piscina infinita la casa cuenta con una terraza de mármol blanco que nos encamina a un interior abierto hacia el exterior, en él destaca una cocina americana con un gran salón luminoso y acogedor, decorado con muebles minimalistas; la madera, así como el color blanco, es esencial en el interiorismo de esta vivienda, incluso los baños están decorados en este material.

Casa Pájaro de Plata es una vivienda bella y funcional, luminosa, integrada en su entorno y un tanto animal en su diseño, al menos, en lo respecta a su forma; no dejes de recorrer la galería que ilustra esta noticia y dedidiar un minuto adicional a las imágenes exteriores de la casa… ¿no tienes la sensación de que puede salir volando en cualquier momento? nosotros también.

Meta información

Newsletter