close
close

¿Quieres saberlo todo antes que nadie?

cerrar

Skeena Heliskiing.Heliesquí y 9.500 kilómetros cuadrados de nieve virgen en Canadá.

Skeena Heliskiing nos ofrece una posibilidad única de disfrutar de la nieve: heliesquí.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

En la Columbia Británica, al norte de Vancouver y al noroeste de Calgary, al sur del Yukon, nos esperan más de 9.500 kilómetros cuadrados de pendientes cubiertas de la nieve más virgen que puedas soñar y donde no te cruzarás con nadie. Palas salvajes en un entorno natural de una sobrecogedora belleza, en una de las zonas de heliesquí más grandes de norteamérica.

Y no es sólo la localización entre las Coast Mountains con picos de 3.500 y hasta 4.000 metros, rodeado de áreas naturales, parques y zonas protegidas, no es sólo una geografía variada en la que puedes encontrar todas aquellas palas que soñaste esquiar alguna vez en tu vida, es la experiencia única que Skeena Heliskiing ofrece: alojamiento y helicóptero hasta el lugar en el que tú quieras de la zona, en cualquier condición, porque se precian de que, pase lo que pase, con tanto territorio es fácil encontrar el lugar perfecto incluso en los peores días, donde comentan

Una aventura para vivir en compañía y en la que juega también un papel importante el après ski con dos alojamientos diferentes con todo lujo de comodidades: el Bear Claw Lodge, para los que no quieren renunciar a las comodidades, es un espectacular, acogedor y comfortable palacio de madera con capacidad tan solo para 15 personas; y el Base Camp, un glamuroso “campamento” junto al helipuerto con todas las necesidades para vivir una auténtica aventura con esa sensación de encontrarse perdido en la montaña y que tiene una capacidad máxima para 10 personas.

Los pequeños helicópteros B2 de Skeena Heliskiing permiten llegar a los lugares más complicados y hacer los viajes necesarios como para que en ocho horas de sol puedas bajar y volver a subir todas las palas que desees hasta que el cuerpo no te siga.

Tanto si quieres practicar esquí extremo de alta montaña, en las palas más empinadas y escarpadas, como si prefieres largos y tranquilos descensos entre los árboles, jugando a trazar y levantar la nieve en polvo a tu paso, la propuesta de Skeena Heliskiing es una de esas que uno no puede dejar de soñar. El coste de esta aventura en un lugar único es de algo más de 8.500€ por persona y semana, con el añadido de tener quee llegar a Vancouver o Calgary y de ahí al aeropuerto de Smithers desde el que el equipo de Skeena Heliisking se encarga de trasladarte hasta el Bear Claw Lodge, una hora y media más para empezar a disfrutar de la nieve como nunca en la vida que se nos antoja eterna.

Meta información

Newsletter