cerrar

Localización

cerrar

Glamping en el impresionante delta del Okavango.

Descubrir los misterios del interior de África es más fácil si se hace desde los placenteros miradores y lounges del Sandibe Okavango, el safari más hedonista del continente.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Situado en una concesión privada dentro del impresionante Parque Natural del Delta del Okavango, en Botswana, el Sandibe Okavango Safari Lodge no es un lugar más desde el que explorar la sabana africana. Se trata del lujo mayúsculo, así como de la reunión más hedonista de indulgencias que podamos imaginar de un viaje de lujo por el corazón de Botswana.

Gestionado por &Beyond, es el lugar desde el que realizar todo tipo de travesías y excursiones en busca de ver a los grandes felinos en libertad, así como otros mamíferos como elefantes, cebras… y es que la riqueza natural y faunística de este rincón del planeta no tiene parangón. Como tampoco lo tiene el propio diseño del lodge.

Situado a medio camino entre las copas de los árboles y espacios levantados entre pilastras sobre lagunas y vegetación, llama la atención su diseño de líneas curvas y sinuosas, donde se suceden las terrazas, los miradores, los espacios de descanso llenos de cojines, los sofás que sortean árboles de una forma muy divertida e incluso los jacuzzis individuales o para parejas a un paso de los dormitorios, que carecen de paredes para poder tener la sensación de dormir en plena sabana.

El Sandibe Okavango cuenta con 12 suites individuales de categoría premium, que realmente se corresponden con pequeñas villas de construcción con materiales locales y que se han levantado de forma sostenible, cuidando y respetando la zona. Dentro, la elegancia es el santo y seña, con una decoración en tonos suaves y cálidos que hacen del espacio un lugar muy hogareño.

Cada suite cuenta con una zona de baño de gran lujo, además del jacuzzi; y de la gastronomía se encarga un equipo de restauración de gran lujo que nos brindará la oportunidad de comer bocados delicatessen en cada momento, especialmente ricos en frutas tropicales.

Una experiencia sin igual cuyo precio está a la altura de tanta exclusividad, pues parte de los 1.500 €/noche. Eso sí, a cambio tendremos las vacaciones de nuestra vida en África.

Meta información

Newsletter