Vídeos

cerrar

Juan Mayorga regresa a las tablas madrileñas con ‘El cartógrafo’.

Juan Mayorga se adentra en el gueto de Varsovia con 'El cartógrafo'. Una obra sobre la memoria, la injusticia, la indiferencia. Un grito contra el olvido.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Cuenta una leyenda polaca que, en plena ocupación nazi, un cartógrafo anciano e inválido recluido en el gueto de Varsovia se propuso dibujar un mapa de la barbarie. Así, mientras todo moría a su alrededor, una niña (su nieta) le ayudaba a encontrar los datos necesarios para lograr su obra. Es Blanca quien, en la Varsovia contemporánea, retoma el mito del cartógrafo y se lanza tras sus pasos de manera obsesiva.

Juan Mayorga utiliza a Blanca para recorrer sobre el papel (y sobre el escenario) el camino que él mismo anduvo por las calles de la capital polaca. Fue en enero de 2008, durante una mañana libre de compromisos, que el dramaturgo se topó con lo creyó una iglesia. No. Era sinagoga en cuya planta superior una mujer preparaba una exposición fotográfica. Se trataba de una serie de imágenes casi recién descubiertas del antiguo gueto. Un cartel indicaba el lugar donde probablemente se había tomado cada una de las instantánea seis décadas atrás. Así comenzó Mayorga su personal búsqueda de todos aquellos lugares desaparecidos, descubriendo que no quedaba rastro de ninguno. Personas y paisajes se habían desvanecido. Como si nada hubiera ocurrido, incluidas las cuatroceintas mil personas allí enjauladas.

Y así comenzó también la necesidad del autor de redibujar el mapa del viejo cartógrafo, el de Blanca, el suyo propio. Una obra contra el olvido y la indiferencia que recrea dos tiempos en un único espacio; dos actores —José Luis García Pérez y Blanca Portillo— que dan vida a los cuatro personajes que se entremezclan en El cartógrafo. El rojo domina una escena que huye de la ostentación para resaltar la profundidad que subyace a las reflexiones de sus protagonistas. Porque, además, Mayorga busca de nuevo la complicidad del espectador. Es su forma de entender el teatro. El teatro no puede hacer del espectador un testigo, pero acaso sí un portador de testimonio. No puede resucitar a los muertos, pero sí construir una experiencia de la pérdida. No basta con mirar, hay que hacer memoria. Porque quien olvida su historia, está condenado a repetirla.

+

El cartógrafo. Texto y dirección: Juan Mayorga. Del 26 de enero al 26 de febrero de 2017. Naves del Español. Sala Fernando Arrabal

Meta información

Newsletter