cerrar

¿Vamos a la cama?.

Los anuncios de antes, ahora.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Todo el mundo recuerda a la Familia Telerín, que cerraba la programación infantil con su inconfundible “Vamos a la cama”, convirtiéndose en todo un hit de la televisión y la escena pop española. Esta familia junto con las mascotas del 1, 2, 3, -Ruperta, Botilde, El Chollo y el Antichollo-, las botellas de tío Pepe, las vacas de Starlux, nuestro Cola-Cao de toda la vida, Blanquita de Norit o el striptease de Gallina Blanca de Avecrem, entre otros, han quedado en el imaginario publicitario colectivo de la España de los años 50, 60 y 70.

Santiago –operador de cine- y José Luis –dibujante- Moro construyeron, en plena dictadura franquista, todo un imperio publicitario que trataba de fomentar el consumismo en una sociedad de posguerra que empezaba a abrir los ojos a la era del merchandising. Esta pareja de hermanos iniciaron la publicidad animada en los cines y televisiones de España de aquella época. Con una mentalidad creativa e innovadora y una clara visión comercial, los hermanos Moro, prácticamente, crearon y revolucionaron la publicidad en nuestro país.

“El Anuncio de la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-1970)” es una exposición organizada por la Comunidad de Madrid en la Sala El Águila. Una síntesis de lo mejor de la publicidad de este país desde la década de los años 50 hasta finales de los años 70 –unos 200 spots publicitarios además de diversos objetos que patrocinaban los productos más populares en aquellos años-.

Familia Telerín

Meta información

Newsletter