Vídeos

cerrar

A punto de publicar su segundo LP, Amber Run avanza un impactante tema. Vídeo, letra e información.

El próximo 10 de febrero saldrá a la venta su nuevo álbum.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El cuarteto británico Amber Run se prepara para lanzar su segundo álbum de estudio, “For A Moment, I Was Lost”, una crónica en doce pasos sobre el tiempo transcurrido desde su debut. Para anunciar la llegada de este trabajo discográfico, la banda ha adelantado un single y un videoclip con “Fickle Game”, una canción que al mismo tiempo resulta escalofriante y estimulante, perfecta para acompañar los fríos, nublados y cortos días del invierno.

Amber Run procede de Notthingham, ciudad en la que se formó en 2012 de la mano del cantante Joe Keogh, el bajista Tom Sperring y el guitarrista Will Jones, tres amigos y compañeros del colegio que un buen día decidieron armar una banda de rock. No tardaron en sumarse a ellos el teclista Henry Wyeth y Felix Archer con la batería. Tras publicar tres EP, en abril de 2015 la banda publicó su primer álbum, “5am”, a través del sello Sony Music Entertainment. Un buen disco de indie rock y rock alternativo intenso, en el que la melodía tenía una fuerte presencia y había un meditado equilibrio entre el rock enardecedor de masas y la sensibilidad más íntima. En este LP destacaban varios cortes, especialmente “Pilot”, que recogimos en esta sección de Loff.it.

Según Joe Keogh, el nuevo disco se define por el miedo, la ira y, lo más importante, el proceso. El álbum surgió después de un tiempo de reflexión en Pembrokeshire, un precioso rincón costero al este de Gales, a donde los cuatro miembros del grupo decidieron retirarse después de decir adiós a su sello discográfico y a su baterista. Fue allí, unos años antes, donde se escribieron las primeras canciones de Amber Run, esta vez, sin embargo, componer o tocar no estaba apuntado en la agenda, ya que los músicos se habían retirado para pensar en su futuro. “Nos reímos como locos durante cuatro días, volvimos y empezamos a trabajar”, dice Joe. “Fue como borrar la pizarra y empezar de cero”. Revitalizados y con muchas ganas, el cuarteto se puso a trabajar en un nuevo disco, al margen de la compañía discográfica.

“Fickle Game” es una autorreflexión sobre la industria de la música, de, según el cantante del grupo, “cómo estar en una banda puede dejar de ser espontáneo y fácil y convertirse en excesivamente político y a veces agotador”. Y sobre Amber Run Joe continúa diciendo “siempre hemos creído en nuestra evolución como banda. No una reinvención, más bien en cómo tomar lo que ya tenemos y hacerlo mejor. En algún momento olvidamos que la evolución lleva su tiempo y que cualquier nueva experiencia tiene su proceso de aprendizaje”.

El nuevo álbum recorta lo superfluo que había en su anterior trabajo y desnuda las canciones. Así, lo que en su debut era una colección de temas escritos es los días más jóvenes de los músicos, las nuevas composiciones son una respuesta oportuna a sus experiencias más recientes. “Fickle Game” llega acompañada de un videoclip que resulta simple, crudo y sin embalajes, lo que le permite a la voz, sin esfuerzo alguno, llenar cada instante, cada imagen, cada rincón con una inmensa intimidad. Bonita canción, bonito clip.

 

I wanna be older, I wanna be stronger
I don’t wanna fall at this time
I wanna be quicker, I wanna get closer
Don’t wanna feel worlds apart

Cause I’m fast enough to get in trouble, and not fast enough to get away
I’m old enough to know I’ll end up dying
And not young enough to forget again

It’s all a fickle game,
Life’s a fickle game we play

I wanna be older, I wanna be stronger
I don’t wanna fall at this time
I wanna be quicker, I wanna get closer
I don’t wanna feel worlds apart

Cause I’m fast enough to get in trouble, and not fast enough to get away
And I’m old enough to know I’ll end up dying
And not young enough to forget again

It’s all a fickle game,
Oh life’s a fickle game we play

It’s a fickle game

Cause I’m fast enough to get in trouble, and not fast enough to get away
And I’m old enough to know I’ll end up dying
And not young enough to forget again

I’m sick of fickle games
It’s life’s a fickle game we play.

Meta información

Newsletter