cerrar

Garcy: coser, diseñar, currar.

Empezó a coser con tan solo 16 años y a vender sus propios productos a los 18 y desde entonces no ha parado.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Si salimos, cualquier rato, tanto de día como de noche, por los alrededores de El Rastro, por Malasaña  o por Lavapiés, lo más normal será que si preguntamos por “Garcy” a las personas del barrio, encontremos no sólo una respuesta sino también una sonrisa.
Por su personalidad, su talento y sobre todo su empeño, este joven madrileño es reconocido allí por donde va.

Empezó a coser con tan solo 16 años y a vender sus propios productos a los 18 y desde entonces no ha parado. Es diseñador y empresario, y especialista en emprender negocios imposibles que al final siempre salen adelante.

Su talento, que es crear, innovar e investigar negocios dentro del mundo de la moda, se cobija en su valentía. Está claro, Garcy es único por su valentía. Nada ni nadie le para; ni la crisis, ni las opiniones de amigos y enemigos, ni la pereza, ni difíciles, ni imposibles.

Se define como un hombre con alma comercial, como él dice “una mezcla entre fenicio y gitano”. Ama los negocios, el intercambio y sobre todo el trabajo. Comenzó su formación estudiando informática, una faceta de su vida que acabó siendo un hobby y que al fin está por terminar. Quién sabe si estamos hablando de un futuro Don Amancio con conocimientos informáticos, que hoy en día, seguro le vendrán de maravilla.

Para entender la magnitud del asunto hagamos un pequeño resumen: Garcy es director de Con2Tijeras, una exitosa firma de moda; coordina un estudio de diseño y confección, es dueño de más de 90.000 metros de telas de todo tipo y color producidas en los años 60 y 70, es propietario de una tienda llamada La Revoltosa, en la que se venden dichos tejidos y se hacen encargos de costura, confección y arreglos. Y no, no queda aquí la cosa, Garci es uno de los socios de La Intrusa, esa maravillosa tienda de diseño independiente de la calle Corredera Alta de San Pablo. ¿Será que hay muchos “Garcys” en uno? ¿Habremos resuelto el enigma de la clonación?

Y todo esto inspirado por el amor de la gente que le aprecia y por la cotidianidad que le acompaña cuando avanza por la ciudad con su bici y sus innumerables bolsas agolpadas en la espalda.

Quedarse parado, aunque sea unos instantes, no es una opción, Luis García Guerrero, “Garcy”, cuyo segundo apellido nos viene al pelo, no dedica su tiempo en exclusiva a la moda y al diseño. Colabora con la asociación Arcópolis y fue un pilar importante del movimiento 15M, porque fuerza y arrojo no le faltan y era lo que se requería en este colectivo.

Es como un broker de Wall Street pero vestido con colores, plataformas y una gran sonrisa; pero el estrés y los tejemanejes, tres cuartas de lo mismo.

Afirma que el secreto, el motor que le sirve para continuar, son las personas que le acompañan en el camino, que lo viven con él. Su filosofía está clara: trabajo, trabajo y más trabajo, “al final se van logrando los sueños si uno realmente los ama”

http://www.con2tijeras.com/
tejidoslarevoltosa.blogspot.com/
http://laintrusashowroom.blogspot.com.es/

Meta información

Newsletter