cerrar

Un día como hoy nació el escritor Sándor Márai, brillante exiliado de su lengua.

El escritor Sándor Márai nació en Kassa, una pequeña ciudad húngara que hoy pertenece a Eslovaquia, el 11 de abril de 1900.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Sándor Grosschmied, conocido como Sándor Márai, nació de una opulenta familia húngara de origen sajón acostumbrada al sosegado ritmo de la sociedad burguesa del Imperio Austrohúngaro. Su apacible vida trascurrió entre cócteles, cacerías, conciertos y veladas, hasta que en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial.

Finalizada la guerra y desaparecido el Imperio de los Habsburgo, sobre sus cimientos del Imperio, los comunistas húngaros quisieron fundar un estado socialista, pero la reacción conservadora lo impidió, y encumbró a un aristócrata a la antigua usanza, Miklós Horthy como regente.

En esa época, Márai estuvo en Alemania estudiando periodismo. Cuando los terminó, fue enviado como corresponsal del prestigioso periódico alemán Frankfurter Zeitung a Oriente Medio, y después a Leipzig, Weimar, Florencia, Londres, Frankfurt, Berlín y París, centro de la vida bohemia y cosmopolita de los felices años veinte.

Aquellos años en París, durante la dictadura de Horthy, lo hicieron popular en Hungría gracias a las crónicas que enviaba desde el extranjero. En los años treinta se estableció en Budapest y su nombre comenzó a brillar en el panorama literario como uno de los grandes escritores de la literatura europea de entreguerras, a la altura de Thomas Mann o Stefan Zweig. Márai disfrutaba de una vida acomodada.

Hasta que el el 12 de marzo de 1938, Austria aceptó su anexión al III Reich y los nazis se plantaron a las puertas de Hungría. Aquel día se derrumbaron los vestigios de la vieja Europa. Los diez años siguientes representaron el intento de aniquilación de la cultura burguesa, primero desde el nazismo y, después de la Segunda Guerra Mundial, con la instauración de una república socialista en Hungría, desde el comunismo. Tachado irremisiblemente de escritor burgués, abandonó definitivamente su país en 1948, exiliándose en Suiza e Italia, hasta que en 1952 se autoexilió en los Estados Unidos.

Desde Nueva York pudo comprobar cómo su obra era prohibida en Hungría por su oposición al régimen, lo que provocó su caída en el olvido. En 1989, Sándor Márai se suicidaría víctima de una profunda depresión, sin tiempo para disfrutar del fin del comunismo y del redescubrimiento de sus novelas por parte del gran público en los años 90.


Citas

1 / 11
Uno siempre responde con su vida entera a las preguntas más importantes.
Uno siempre responde con su vida entera a las preguntas más importantes.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
2 / 11
Entre los fenómenos de la conciencia, el mecanismo de la memoria es, para mí, el milagro más temible y misterioso.
Entre los fenómenos de la conciencia, el mecanismo de la memoria es, para mí, el milagro más temible y misterioso.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
3 / 11
La vida se vuelve casi interesante cuando ya has aprendido las mentiras de los demás, y empiezas a disfrutar viendo que siempre dicen otra cosa de lo que quieren en verdad.
La vida se vuelve casi interesante cuando ya has aprendido las mentiras de los demás, y empiezas a disfrutar viendo que siempre dicen otra cosa de lo que quieren en verdad.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
4 / 11
El hombre hace suyo un lugar no sólo con el pico y la pala sino también con lo que piensa al picar y palear.
El hombre hace suyo un lugar no sólo con el pico y la pala sino también con lo que piensa al picar y palear.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
5 / 11
Solo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estas leyendo.
Solo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estas leyendo.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
6 / 11
Hay algo peor que la muerte, peor que el sufrimiento...y es cuando uno pierde el amor propio.
Hay algo peor que la muerte, peor que el sufrimiento...y es cuando uno pierde el amor propio.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
7 / 11
Intento servir a los demás, lo que para mí constituye el único sentido de la vida.
Intento servir a los demás, lo que para mí constituye el único sentido de la vida.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
8 / 11
El deseo de ser diferente de lo que eres es la mayor tragedia con que el destino puede castigar a una persona.
El deseo de ser diferente de lo que eres es la mayor tragedia con que el destino puede castigar a una persona.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
9 / 11
Uno vive la vida...Y un día se da cuenta de si ha cumplido o no con su deber.
Uno vive la vida...Y un día se da cuenta de si ha cumplido o no con su deber.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
10 / 11
Para conocerse a uno mismo, para comprenderse, es preciso vivir un tiempo en soledad, en una soledad profunda.
Para conocerse a uno mismo, para comprenderse, es preciso vivir un tiempo en soledad, en una soledad profunda.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
11 / 11
El que ama, teme. Sentimos celos por la persona que amamos, a lo mejor porque sentimos celos de la muerte, que nos la puede arrebatar.
El que ama, teme. Sentimos celos por la persona que amamos, a lo mejor porque sentimos celos de la muerte, que nos la puede arrebatar.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp

Meta información

Newsletter