cerrar

Un día como hoy nació el escritor Samuel Beckett, el Nobel que nos hizo entender que todo fracaso encierra un triunfo.

El escritor Samuel Beckett nació el 13 de abril de 1906 en Foxrock, cerca de Dublín.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Samuel Beckett nació en el católico Dublín en el seno de una familia anglicana socialmente bien situada, de padre ingeniero y madre enfermera.

Destacado deportista y gran jugador de ajedrez, tras asistir a una escuela protestante de clase media situada al norte de Irlanda, ingresó en el Trinity College de Dublín, donde estudió francés, italiano e inglés y obtuvo la licenciatura en lenguas romances en 1927.

Antes de obtener el doctorado en 1931, marchó a París donde durante dos años ejerció como lector de inglés en la École Normale Supérieure de París, labor a la que renunció al descubrirse falto de vocación.

Amigo íntimo de James Joyce durante toda la vida, colaborador de la Resistencia Francesa contra los nazis, gran aficionado al deporte, a la historia, al ajedrez, la pintura, la música, el cine y el teatro, autor de obras de teatro, novelas, poesía y crítica literaria, su pesimista forma de escribir, no exenta de un particular sentido del humor, corrosivo, cínico e irónico, trasciende el campo de la literatura para adentrarse en otros campos del saber humano, como la filosofía y el psicoanálisis.

Siempre en un tono de comedia, la temática de sus obras giran alrededor del vacío vital, de la desdicha del hombre, de la desesperanza. Su obra más conocida es el drama tragicómico Esperando a Godot, pieza ejemplar del denominado teatro del absurdo. Beckett poseía una prosa austera y dominaba la jerga y el humor.

El carácter experimental de los textos de Samuel Beckett y su libertad para desmantelar cualquier convencionalismo lo sitúan entre los autores fundamentales del siglo XX y uno de los que mayor influencia ejercieron en el panorama literario internacional. Por ese motivo obtuvo numerosos premios entre los que se encuentran el Premio Formentor de 1961 concedido por el Congreso Internacional de Editores, el Premio de la Asociación de artistas de Irlanda de 1984 y el Premio Nobel de Literatura de 1969.


Citas

1 / 11
El cliente: Dios hizo el mundo en seis días, y usted no es capaz de hacerme un pantalón en seis meses. El sastre: Pero señor, mire el mundo y mire su pantalón.
El cliente: Dios hizo el mundo en seis días, y usted no es capaz de hacerme un pantalón en seis meses. El sastre: Pero señor, mire el mundo y mire su pantalón.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
2 / 11
Nada es más real que nada.
Nada es más real que nada.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
3 / 11
¿Qué es lo que sé sobre el destino del hombre? Podría decirte más cosas sobre rábanos.
¿Qué es lo que sé sobre el destino del hombre? Podría decirte más cosas sobre rábanos.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
4 / 11
Es una cosa extraña, no me gustan los hombres ni me gustan los animales. En cuanto a Dios, está empezando a disgustarme.
Es una cosa extraña, no me gustan los hombres ni me gustan los animales. En cuanto a Dios, está empezando a disgustarme.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
5 / 11
No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza.
No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
6 / 11
Siempre me ha sorprendido la escasa finura de mis contemporáneos, a mí, cuya alma se retorcía de la mañana a la noche tan sólo para encontrarse.
Siempre me ha sorprendido la escasa finura de mis contemporáneos, a mí, cuya alma se retorcía de la mañana a la noche tan sólo para encontrarse.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
7 / 11
Hubo momentos en que no sólo me olvidé de mí, sino también de lo que soy.
Hubo momentos en que no sólo me olvidé de mí, sino también de lo que soy.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
8 / 11
En mi vida, si se puede llamar así, hay tres cosas: la incapacidad de hablar, la imposibilidad de estar en silencio, y la soledad, que es lo mejor que he hecho.
En mi vida, si se puede llamar así, hay tres cosas: la incapacidad de hablar, la imposibilidad de estar en silencio, y la soledad, que es lo mejor que he hecho.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
9 / 11
Nada es más divertido que la infelicidad, te lo aseguro. Sí, sí, es la cosa más cómica del mundo.
Nada es más divertido que la infelicidad, te lo aseguro. Sí, sí, es la cosa más cómica del mundo.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
10 / 11
¡Ah, las viejas preguntas, las viejas respuestas, no hay nada como ellas!
¡Ah, las viejas preguntas, las viejas respuestas, no hay nada como ellas!

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
11 / 11
Me interrumpo para señalar que me siento extraordinariamente bien. Quizá sea el delirio.
Me interrumpo para señalar que me siento extraordinariamente bien. Quizá sea el delirio.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp

Meta información

Newsletter