cerrar

Boris Vian, el artista rebelde que nunca quiso llevar la vida exigida por sus médicos.

Nació en Ville D’Avray, un municipio de las afueras de París, el 10 de marzo de 1920.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Boris Vian nació en el momento justo en el lugar adecuado, en una familia burguesa amante del arte, la música y la literatura que le inculcó el desprecio por el dinero, el ejército y la religión, temas que marcaron su vida y su literatura, atea y antimilitarista, que manejaba enorme brillantez. Vian, que se pasó la Segunda Guerra Mundial haciendo turismo y acudiendo a fiestas, fue un estudiante excepcional de ingeniería, pero sus verdaderas pasiones fueron otras dos disciplinas, el jazz y la literatura, aunque a esta última la tomó durante mucho tiempo como un simple entretenimiento. Con tan sólo 20 años ya tenía su propia orquesta de jazz, frecuentaba locales nocturnos. Sin embargo, alcanzó la popularidad como novelista, con Escupiré sobre vuestra tumba, firmada bajo el seudónimo de Vernon Sullivan en 1946.

Boris Vian murió prematuramente por reuma, una enfermedad cardíaca detectada a los 12 años que hacía que viviera la vida como si en cualquier momento se fuera a terminar el mundo. Pero tuvo tiempo para hacer los que otros no hacen por mucho que vivan: escribió teatro, canciones, cuentos, novelas policíacas y novelas fantásticas, y una ópera, El caballero de las nieves; también fue actor y periodista, poeta y traductor, cantante y trompetista de jazz. Entabló amistad con buena parte de los intelectuales existencialista y patafísicos de su época, como Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Raymond Queneau, y músicos como Duke Ellington, Charlie Parker, Miles Davis y Yehudi Menuhin quien, junto a su familia, se instaló en la casa de Vian después de una mala jugada en bolsa. Fue precisamente Sartre quien lo invitó a colaborar en Les Temps Modernes, donde publicaba relatos y crónicas, mientras que en el periódico que dirigía Albert Camus, Combat, escribía crítica de jazz.

Iconoclasta, renacentista, surrealista, controvertido y polémico, sus obras más destacadas son La espuma de los días, El otoño en Pekín, Las hormigas, La hierba roja, El arrancacorazones y El Lobo-Hombre, en las que deja claro su su pensamiento subversivo y su rechazo a los convencionalismos sociales. El dia que falleció a la edad de 39 años había acudido a uno de los símbolos del París de los cincuenta, la Piscina Molitor, donde solía nadar sin tregua para fortalecer su corazón. Después asistiría de incognito al preestreno de la adaptación cinematográfica de su novela Escupiré sobre vuestra tumba en el cine Le Petit Marbeuf, cerca de los Campos Elíseos. La leyenda dice que murió de un ataque cardíaco porque no le gustaba lo que veía. Ese fue el último episodio de humor de alguien que tanto había nombrado a la muerte para exorcizarla con ironía. Precisamente Escupiré comienza y termina así, el final trágico de un artista que nunca quiso llevar la vida exigida por sus médicos.


Citas

1 / 11
Las tiendas de flores no tienen nunca cierres metálicos. A nadie se le ocurre robar flores.
Las tiendas de flores no tienen nunca cierres metálicos. A nadie se le ocurre robar flores.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
2 / 11
Yo no busco la felicidad de todos los hombres, sino la de cada uno de ellos.
Yo no busco la felicidad de todos los hombres, sino la de cada uno de ellos.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
3 / 11
La gente que no tiene imaginación necesita a los demás para llevar una vida normal.
La gente que no tiene imaginación necesita a los demás para llevar una vida normal.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
4 / 11
El terreno de lo posible es muy amplio cuando no hay temor a que la luz se encienda.
El terreno de lo posible es muy amplio cuando no hay temor a que la luz se encienda.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
5 / 11
La costumbre debilita las impresiones.
La costumbre debilita las impresiones.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
6 / 11
Sólo existen dos cosas importantes: el amor, en todas sus formas, con mujeres hermosas, y la música de Nueva Orleans o de Duke Ellington. Todo lo demás debería desaparecer...
Sólo existen dos cosas importantes: el amor, en todas sus formas, con mujeres hermosas, y la música de Nueva Orleans o de Duke Ellington. Todo lo demás debería desaparecer...

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
7 / 11
Luchar no significa avanzar.
Luchar no significa avanzar.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
8 / 11
En la vida, lo esencial es formular juicios a priori sobre todas las cosas.
En la vida, lo esencial es formular juicios a priori sobre todas las cosas.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
9 / 11
Una solución que te hunde vale más que cualquier incertidumbre.
Una solución que te hunde vale más que cualquier incertidumbre.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
10 / 11
Sólo se es libre cuando no se desea nada, y un ser perfectamente libre no debería desear nada. Y como yo no deseo nada, llego a la conclusión de que soy libre.
Sólo se es libre cuando no se desea nada, y un ser perfectamente libre no debería desear nada. Y como yo no deseo nada, llego a la conclusión de que soy libre.

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp
11 / 11
¿Hay alguien más solo que un héroe?
¿Hay alguien más solo que un héroe?

Comparte esta cita

Pinterest Twitter WhatsApp

Meta información

Newsletter