cerrar

Trabajad y Divertíos.

Jeremy Irons salió de El Canyar con una botella de vino dulce entre sus manos y una advertencia "este vino te va a cambiar la vida".

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Jeremy Irons salió de El Canyar con una botella de vino dulce entre sus manos y una advertencia “este vino te va a cambiar la vida, llévate esta botella y te la tomas para celebrar algo importante“. Poco después recogía un Oscar y recibía en Los Ángeles un telegrama llegado de Valencia: “ahora es el momento de que abras el vino y celebres este gran acontecimiento“.

Y además de Jeremy Irons, Elia Kazan, Neil Armstrong, Botero, Leopoldo Calvo Sotelo, Octavio Paz, Paco Rabal, Darío Fo, Vargas Llosa, Nureyev, Daniel Craig y una chica Bond, Emilio Attard, Nacho Duato, Irene Papas, Rostropovich, Bigas Luna, Berlanga, Mingote, Gloria Estefan, Álex de la Iglesia, Summers, Julio Iglesias, Yoko Ono, Sergei Babayan, Calvin Klein, Sara Baras, Marichalar, Luz Casal, Valdés, Saura, Carreras, Plácido Domingo, Reid Miles, Mark Knopfler…

¿Te imaginas cómo sería un lunch o una velada junto a alguno de estos personajes? ¿pasear una bodega en su compañía y compartir un vino? ¿tener su rúbrica? ¿una foto a su lado? ¿una servilleta o un abanico dibujado por ellos?

Los hermanos Seguí (Juanjo, Miguel y Enrique) no tienen que imaginarlo, han sido anfitriones de todos ellos y de más… A tan ilustre colección han llegado sólo por seguir un consejo, uno bueno que les regaló su padre:

“Trabajad y divertíos”.

Y decidieron trabajar juntos allá por los 80’s con lo mejor de su tierra y su mar: así nace El Canyar, un restaurante sin carta porque ofrece lo mejor que el mar valenciano da cada día y un arroz abanda delicioso, tanto, que Andy García volvió loca a su propia agenda hasta conseguir que una visita a El Canyar y su arroz abanda tuviese cabida en ella; famosas son también sus gambas de Denia y, dicen las malas lenguas, que su merluza tiene tantos adeptos como la bilbaína. No es poca cosa su bodega, podrás pasearla pero con dos pisos y más de 280 referencias de vinos del mundo, no tendrás fácil decidir cual llevarte a la mesa, aunque no dudarás en llevarte uno dulce para acompañar alguno de los deliciosos postres caseros de El Canyar.

Los mejores productos del día cocinados al modo tradicional en una cocina que es, para los hermanos Seguí, un laboratorio; ese es su secreto para haber inventado un negocio de gran sabor y bouquet como es el suyo, la cocina autóctona.

Si quieres degustar las delicias de su menú rodeado de los retratos, ilustraciones, dedicatorias y firmas que dejaron tras de sí los ilustres comensales que los han visitado a lo largo de su hisotoria, no tienes más que acercarte a Valencia, allí están y estarán, a pesar de las ofertas que reciben para trasladarse a otros lugares del mundo, los hermanos Seguí. En El Canyar.

Restaurante El Canyar – Negocios Humanos QDQ

Restaurante El Canyar

Meta información

Newsletter