La excelencia de lo cotidiano.

El aceite de oliva lleva siglos formando parte de nuestra apreciada dieta Mediterranea, pero hay aceites y aceites...

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

El aceite de oliva lleva siglos formando parte de nuestra apreciada dieta Mediterranea, pero muchas veces somos un poco conformistas y no buscamos la excelencia en un producto cuya elaboración (y el tipo de aceitunas empleadas en ella) puede aportar una riqueza impactante incluso para los acostumbrados a saborear este tipo de manjar.

Afortunadamente, en los últimos años se está viendo un cambio de tendencia y se comercializan algunos aceites con un mayor mimo en su producción, como es el caso de esta pequeña joya comercializada bajo la marca de Pepa y el olivar cuya elaboración tiene lugar en la pequeña finca de Mas Frigol, en la comarca girondense de L’Alt Emporda.

Su sabor exclusivo y aromático viene acompañado de un color dorado verdoso que indica su naturaleza de aceite de oliva virgen extra procedente únicamente de aceituna Arbequina. Su producción se reduce a 1.750 botellas de medio litro, algunas de las cuales ya han sido reservadas por el restaurante (con dos estrellas Michelín) Miramar de Llancà. Para intentar conseguir alguna de las otras botellas puedes probar suerte en tiendas gourmet de Madrid, Barcelona o Girona.

Meta información

Newsletter