cerrar

El otro Priorat no es vino.

Tres aceites excepcionales que te sorprenderán por su aroma y suavidad o por la sensación de dulzor, o por ...

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Conoces sus vinos, sabes de sus premios y reconocimiento mundial, pero no sabes que el Priorato es también tierra de olivos. Olivos de Arbequina, una uva pequeña y resistente, vigorosa, con una alta producción de la que se obtiene abundante aceite de una gran calidad, suave, finísimo y afrutado, discreto e ideal para la mesa.

Aunque la Arbequina le debe su nombre al pueblo de Arbeca en Les Garrigues, Lérida, donde el Duque de Medinacelli, que importó esta variedad de Palestina a finales del XVII, tenía el castillo, este Oleum Priorat se produce por supuesto en el Priorato, donde la arbequina soporta cómodamente la diferencia climática entre el verano caluroso y seco y los inviernos fríos. Allí, varios productores de aceite y propietarios de olivares decidieron unirse para convertir el aceite que producían para consumo local en un aceite de alta calidad con el que poder explorar diferentes mercados y vender por todo el mundo.

De la selección de las mejores producciones de los olivares de estos productores nacen Oleum Priorat, Oleum Priorat Organic y Oleum Priorat Virgen Extra, tres aceites excepcionales que te sorprenderán por su aroma y suavidad o por la sensación de dulzor, o por sus connotaciones herbales, a almendra, alcachofa, tomate, manzana, plátano maduro… Pero sobre todo por su inesperada procedencia y su altísima calidad que nada tiene que envidiar a los ‘otros Priorats’.

Meta información

Newsletter