Honda X-ADV. La moto que no sabemos como calificar, salvo como nuestra.

La Honda X-ADV no será fácil de definir, pero si que lo es de desear

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

No es un Scooter, aunque su manejo y ciertas partes de su diseño la acerquen a esa definición, y no nos sería extraña en una calle cualquiera de una ciudad cualquiera. No es una trail, aunque a simple vista sea una moto con un punto más de músculo que tiene todo lo necesario para batirse el cobre en cualquier terreno. Por supuesto, no es una clásica, aunque tiene todas las bazas para convertirse en una con el paso de los años. Es la nueva Honda X-ADV, una moto entre extraña y novedosa, entre enigmática y arriesgada, difícil de calificar pero con un encanto indudable. La chica que nadie conoce y llega a la fiesta para triunfar, mezcla de belleza y atractivo natural.

Visualmente, la X-ADV tiene un fuerte parecido de familia con la Honda Integra, aunque desarrollando más su aspecto agresivo y ágil, con las formas más ligeras y una clara tendencia hacía el aspecto más todoterreno del concepto, un mix de scooter con motos más tradicionales. Al fin y al cabo, se trata en ambos casos de aumentar la polivalencia del conjunto, de mantener la comodidad de uso diario de un vehículo urbano con la posibilidad de usarlo en carretera o terrenos meridianamente más agrestes con facilidad. La Honda X-ADV combina así características de uso urbano, como el hueco bajo el asiento para el casco con la mayor altura con respecto a la Integra o la presencia de llantas con radios y suspensiones más eficaces destinadas al uso en caminos no asfaltados.

Para movernos con agilidad en todos los terrenos, la X-ADV utiliza un motor bicilíndrico de 745 cc que nos da 54 CV a 6.250 rpm y 68 Nm de par a 4.740 rpm. Para usar esa estimable potencia de la mejor manera posible o simplemente para llevar la moto al ritmo que más nos apetezca en cada momento, la Honda X-ADV monta una caja de cambios de doble embrague que podemos colocar en modo automático -con dos modos distintos- o secuencial, aumentando de cualquier manera las posibilidades de uso de la moto, ya sea para diversión o para desplazamientos cotidianos de compras, recados o trabajo. La Honda X-ADV no será fácil de definir, pero si que lo es de desear.

Meta información

Newsletter