cerrar

Speedback GT 2017. El sueño del artesano se hace mayor de edad.

David Brown Automotive presenta el último desarrollo del Speedback GT, el sueño de todo artesano del automóvil.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Cuando llega a nuestras neuronas la palabra “artesano”, estas suelen llevar el papelito correspondiente por los pasillos, despachos y plantas de nuestro cerebro hasta el espacio del archivo donde guardamos las imágenes correspondientes a los fabricantes vallisoletanos de laúdes, los tibetanos de flautas -tibetanas, claro-, o los alfareros de lugares varios. Dependiendo del nivel, incluso hasta puede que lo guardemos junto a los Stradivarius. Todo esto se va al garete cuando conoces el trabajo de gente como David Brown, un artesano, sin duda, pero alejado de todo lo que solemos relacionar con ese concepto, alguien que, según sus propias palabras, recoge todo lo que apasiona en términos de estilo, calidad y rendimiento en sus creaciones. Y esa es la mejor definición de lo que es ser un artesano. Un artesano que fabrica coches.

Y la principal creación en la que David Brown ha volcado toda esa pasión desde su empresa, David Brown Automotive, es el Speedback GT, una joya cuya primera versión conocimos en 2014 y que acaba de recibir una importante actualización que se presentará en el Salón de Ginebra del próximo marzo. Si de aquel se anunciaba sólo una fabricación de 50 unidades, del nuevo Speedback GT se espera un aumento en la producción para llegar al centenar, un poco menos exclusivo para satisfacer a más caprichosos deseosos de tener entre sus manos uno de esos modelos que saben mezclar en un mismo vehículo la tecnología del presente con la belleza del pasado, a base de 7200 horas de trabajo invertidas en cada coche para desarrollarlo a partir del chasis de un Jaguar XJR, el empleo de 142 paneles de aluminio y hasta 14 capas de pintura. A eso se le llama artesanía.

Si el exterior mantiene ese aspecto del Aston Martin clásico de James Bond, el interior de cada Speedback tendrá el sabor inconfundible a las cosas bien hechas, y sobre todo a las cosas nuestras, porque las opciones de personalización permiten a cada uno de los próximos 100 propietarios hacer un diseño a su medida hasta en los más mínimos detalles de color o de materiales, todos de gran calidad. Y por supuesto, cada uno de ellos sabrá disfrutar del motor, también con origen Jaguar, un 5 litros V8 sobrealimentado por compresor, que entrega 510 CV de potencia con un par de 625 Nm entre las 2.500 y 5.000 vueltas. Estas cifras lanzan al Speedback de 0 a 100 km/h en menos de 4,8 segundos para alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Artesanía a toda velocidad.

Meta información

Newsletter