cerrar

Aston Martin DB11 by Q. Azul, que te quiero azul, o de qué color quieres tus sueños.

Aston Martin presenta una personalización del DB11 que lo convierte en el azul del cielo de nuestros sueños automovilísticos.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Q es una letra del alfabeto. Q es la inicial de Quartermaster, el encargado de la División de investigación y desarrollo del Servicio Secreto Británico, Q Branch en el idioma de Chespir, o al menos lo es en el universo de ficción del agente secreto más famoso del mundo, Bond, James Bond. Q es también la división del fabricante británico Aston Martin dedicada a la personalización de sus modelos para clientes exclusivos. O sea, que al fin y al cabo, en la realidad o en la ficción, si deseamos tener un Aston Martin que nadie más puede tener, Q es nuestro hombre… o nuestra letra.

El DB11 by Q es una personalización del modelo de Aston Martin que se presenta en el Salón de Ginebra para mostrar las posibilidades de Q, su Q. Y al Q de Aston Martin le ha dado por el azul, que te quiero azul. Un azul que no es un azul cualquiera al que llaman Zaffre Blue y que está presente en el DB11 desde los asientos a las ruedas. Como diría el poeta, del azul del océano en los mapas, del azul que tienen nuestros sueños de cuatro ruedas. Y no hay mejor manera de resaltar un color que combinarlo con otro, en este caso el del cuero negro de los asientos o el también negro de las piezas exteriores de fibra de carbono como la rejilla frontal, el difusor trasero o los retrovisores.

Lo que no ha recibido cambios es el motor del DB11, un V12 de 5.2 litros con tecnología biturbo, que por ejemplo permite desconectar dos bancadas de cilindros si queremos reducir consumos. La transmisión se resuelve con una caja ZF de 8 velocidades que permite modo manual o automático. Más de 600 CV para que podamos llevar nuestro azul de 0 a 100 en 3,9 seg y dejarle alcanzar los 320 km/h. Mucho azul para nuestros sueños.

Sin límites…

Meta información

Newsletter