cerrar

El deportivo más rápido de ViperDodge Viper ACR 2016, 650 CV que saltan del circuito a las carreteras.

Este nuevo Viper ACR está inspirado en los coches de carreras que arrasan en los circuitos, pero homologado para circular por ciudad.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Después de la decepción que supuso para algunos el Dodge SRT Viper, los ingenieros de la marca estadounidense han puesto en esta ocasión toda la carne en el asador y han creado un vehículo que hará las delicias de los amantes de la velocidad. Se trata del Dodge Viper ACR (American Club Racer) 2016, inspirado en los coches de carreras que arrasan en los circuitos a velocidades de vértigo, pero homologado para circular por las carreteras y autopistas de las ciudades.

Desde Dodge publicaron hace unos días imágenes de su nueva creación en su página oficial de Facebook y filtraron alguna información a los medios, pero no toda. ¿Qué sabemos? Sabemos que el coche cuenta con 650 CV. Y aunque a priori tanta potencia abruma, quienes han podido verlo aseguran que no es lo mejor que tiene el coche. ¿Por qué? Porque cuenta con otras muchas modificaciones.

Por ejemplo, la aerodinámica que los ingenieros de American Club Racer han implantado en el chasis del Viper ACR 2016 está mucho más trabajada que en modelos anteriores. Entre los elementos aerodinámicos a destacar está sin lugar a dudas el enorme alerón trasero (más propio de un coche de carreras que de un vehículo de ciudad), que mide 1,87 metros de ancho, y el splitter delantero; ambos realizados en fibra de carbono.

La deportividad del coche también es desbordante: cuenta con unas llantas de 19 pulgadas de aleación ligera que montan unos neumáticos Kumho Ecsta V720 desarrollados especialmente para este modelo que miden 295/25/19 delante y 355/30/19 detrás. Y una pintura tricolor con rayas deportivas recorre el capó y el techo del coche.

Todos estos elementos hacen del Viper ACR 2016 un coche diferente: con un motor V10 atmosférico de 8,4 litros y 650 CV de potencia creado para correr en los circuitos, pero con detalles en su interior que demuestran que también está pensado para pasear por ciudad. Así, en su interior el conductor puede disfrutar de aire acondicionado, de un equipo de música de última generación con tres altavoces incorporados y hasta de una pantalla táctil. Todas estas comodidades, además de los asientos en fibra de carbono, tapizados en piel y Alcántara, demuestran que no estamos ante un auténtico deportivo, que los detalles han sido cuidados para los amantes del lujo, la potencia y la velocidad.

Todo esto, además de que los clientes que lo adquieran podrán personalizarlo a su gusto, es lo que sabemos. Lo que no han querido decir todavía desde Dodge es el precio, pero ya se sabe lo que dice el refrán: el que algo quiere, algo le cuesta.

Meta información

Newsletter