cerrar

Deportivo: Dodge Challenger SRT Demon 2017. No hay tiempo para sutilezas.

No hay ningún otro más rápido en la distancia del cuarto de milla que el Dodge Challenger SRT Demon. Pura y endemoniada potencia.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Es simple, muy simple. Se trata de saber quien es el más rápido en un cuarto de milla, 402 metros. Ni más ni menos. Sin curvas, sin pendientes, sin peraltes, sin frenadas. Pura potencia y velocidad. No hay nada más. Son los Estados Unidos y estas son sus carreras. Y si algo es el Dodge Challenger SRT Demon presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York, es americano. Como el béisbol o el sombrero tejano. Bueno, y rápido, endemoniadamente -nunca mejor dicho- rápido.

Tan rápido y tan norteamericano que se ha convertido en el primer modelo de producción en bajar de los 10 segundos en ese cuarto de milla. Tarda en recorrer esos 402 metros tan sólo 9,65 segundos. Y es que todo en el Demon ha sido pensado para reducir ese crono. Si en Europa la palabra clave es Nürburgring, un circuito donde es clave, además de la potencia, una conducción sumamente técnica, en Estados Unidos el cuarto de milla sólo admite una cosa: potencia pura, brutal desde el primer segundo.

Bajo el capó del Dodge Challenger SRT Demon encontramos un V8 de 6,2 litros que desarrolla ni más ni menos que 852 CV de potencia y unos espectaculares 1.044 Nm de par. Para acompañar al músculo, el Demon utiliza sistemas propios de un coche que compite en la modalidad de dragster, como el que le permite alcanzar las 2.950 rpm antes de arrancar, el Drag Mode Launch Assist que detecta las mínimas pérdidas de agarre en el eje trasero para modificar el par que se transmite y así asegurar la máxima adherencia, o el Torque Reserve, que se encarga de hacer una preparación anterior a la arrancada para mejorarla.

Como es lógico, otra característica excepcional del Demon son sus neumáticos Nitto NT05R montados sobre llantas de 11×18 pulgadas ligeras de cinco radios, la primera vez que un modelo de serie monta un tipo de neumáticos específicos de carreras dragster. Por supuesto, tanto la refrigeración como las suspensiones, así como el chasis, han recibido especial atención para ser capaces de asimilar la entrega de potencia del Demon.

3.300 serán las unidades que se fabricarán del Dodge Challenger SRT Demon. Con tantos demonios sueltos, el cuarto de milla se terminará pareciendo en algo al circuito de Nürburgring: ambos serán un infierno donde sólo sobrevivirán los mejores.

Meta información

Newsletter